Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 25 de mayo de 2017

Norte Grande: ¡Basta de reparaciones históricas!

Sección
Integración
Fecha
22 de febrero de 2017

Eduardo López

“Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros” esta sentencia del libro “Rebelión en la Granja” escrito por el inglés George Orwell, sigue teniendo plena vigencia entre nosotros. Sin ir más lejos, con las tarifas de agua y luz.

Los del Norte Grande (NEA-NOA) pensábamos que el aumento para esta zona sería mucho menor que para los porteños y el Gran Buenos Aires, ya que hace años, muchos años, venimos pagando por mes cinco y seis veces más que ellos, que tuvieron gratis semejantes servicios. Sin embargo no es así y seguimos teniendo abismales diferencias con los privilegiados, a pesar de que “todos los argentinos somos iguales”.

Esta desigualdad tiene una larga historia que para nosotros se ha actualizado con mayor dureza desde 1983, el regreso de la democracia que prometía acabar con males ancestrales. El Chaco, provincia desde 1951 y antes territorio nacional, tuvo desde su aparición en el contexto nacional pérdidas irreparables que lo convirtieron de una promesa de progreso en un lugar de pobreza y miseria con enormes diferencias entre los que más y los que menos tienen.

Las decenas de tanineras diseminadas por todo el territorio murieron cuando se acabaron los quebrachos y hoy subsisten dos a duras penas. El “oro blanco” del algodón quedó en promesas y el año que pasó fue un triste remedo de otros tiempos cuando llegaban de otros provincias 200.000 brazos para levantar la cosecha. Las cooperativas surgidas con fuerza en su entorno fueron claudicando una a una.

A la vera de los rieles que cruzaron el Chaco en dos grandes ramales, surgieron decenas de pueblos y ciudades que empezaron una lenta agonía que aún se prolonga, cuando genios económicos optaron por el cierre, como acabaron lo que pudo ser un emporio que murió de corrupción como el Ingenio Las Palmas.

Y en la sucesivas pérdidas, así como antes se habían recibido oleadas de inmigrantes, millares de chaqueños emigraron a las periferias de Buenos Aires, La Plata, Rosario, Santa Fe, Córdoba para resurgir de la miseria y revertir el éxodo al que se vieron obligados siendo predecesores, en su propia tierra, de los actuales refugiados en todo el mundo.

Siguen las pérdidas

Conscientes de estas y otras grandes pérdidas los políticos que llegaron después del 83 rivalizaron en prometernos “Reparaciones históricas” para el norte olvidado. Todos lo hicieron: Alfonsín, Menem, De la Rúa, Néstor y Cristina Kirchner y el actual. Con mayor o menor énfasis, pero con idéntico resultado, prometieron sacar al norte del olvido.

Sin embargo siguieron las pérdidas, como la de Aerochaco, una audaz propuesta adelantada a su tiempo, que floreció por años y marcó un camino para el país, pero que terminó entregada a manos extrañas y de la que se remató hasta el nombre para beneficio de los mismos dueños del discutido Correo Argentino. O la pérdida del ferrocarril urbano (Sefecha) de Resistencia que se entregó a la Nación para que vegete, no se sabe hasta cuándo.

Anuncios frustrados

Y parte de esta reparación histórica, que nunca pasó más allá de las palabras, quedan los anuncios frustrados del gasoducto del Norte (debería funcionar desde el 2007), el segundo gran acueducto (debería terminarse a fines de 2015), segundo puente con Corrientes, el dragado y funcionamiento pleno del puerto de Barranqueras y de la Hidrovía Paraná-Paraguay, la entrega de las tierras que históricamente pertenecieron a los pueblos originarios como ordenó la reforma constitucional de 1994.

A modo de confirmación de lo dicho conviene recordar que el 31 de octubre de 2003 el subsecretario de Combustibles de la Nación Cristian Folgar anunció en Resistencia que a más tardar para el 2006 el noreste argentino tendría provisión de gas natural con la provisión desde Bolivia. El funcionario había venido a Resistencia para la celebración de los treinta años de la creación de la empresa provincial de energía, Secheep. La promesa fue anunciada a cinco meses de haber asumido la presidencia el doctor Néstor Kirchner. El 24 de noviembre de 2003 el presidente Néstor Kirchner anunció su construcción con una inversión de 1.280 millones de dólares.

El gobierno de Mauricio Macri creó el denominado Plan Belgrano que según sus lineamientos “busca saldar la deuda histórica que el país tiene con las provincias del NEA-NOA, llevando adelante el plan social, productivo y de infraestructura más ambicioso de la historia argentina. Mientras el 21% de los argentinos viven en las provincias del plan, el 33% de las transferencias de capital para 2017 están destinadas a obras del Plan Belgrano. El 40% del presupuesto de vivienda está destinado a las provincias del Norte Grande, así como el 80% de las obras de agua y alcantarillado, y el 34% de las obras de infraestructura educativa. También el 34% de las obras de Transporte”, dice el documento. Hasta ahora todo (o casi todo) no ha pasado de las palabras y de los anuncios. Es necesario que se terminen las “reparaciones históricas” del bla, bla, bla, y todo se traduzca en hechos. Basta, por favor, de reparación histórica.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur