Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Viernes 22 de junio de 2018

Provincias: Qué pasó con los impuestos

Sección
Integración
Fecha
8 de enero de 2018

Gabriela Origlia *

Buenos Aires, Córdoba y CABA están entre las que más rebajas realizaron; varias subieron alícuotas para alcanzar el tope que fija el acuerdo.

Con las reglas de Responsabilidad Fiscal y el pacto firmado entre Nación y provincias aprobadas, este año todavía es de transición para los compromisos asumidos en materia de reducción de presión impositiva provincial, a tal punto que hay distritos que subieron alícuotas de Ingresos Brutos que estaban por debajo del tope fijado en el consenso para este año. Una forma de compensar el camino que desandarán desde el 2019.

Entre las que aumentaron la carga tributaria figuran: Salta, Tucumán, La Pampa, Neuquén y Misiones (redujo algunas); en cambio, redujeron impuestos en distintos niveles y con diferente impacto en sus recaudaciones: ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, Mendoza y Tierra del Fuego. Varios gobernadores se limitaron solo a eliminar Ingresos Brutos de extraña jurisdicción.

El pacto establece 2019 como el punto crucial para iniciar la baja de Ingresos Brutos y Sellos para -en determinados casos- llegar a su eliminación en 2022.

El próximo año, además de esas bajas, las provincias comenzarán a sentir más fuerte el impacto de modificaciones impositivas que pondrá en marcha la Nación y que se profundizan desde entonces, como el revalúo impositivo (este año las beneficia pero no el que viene) o la primera rebaja (por tres años) de la alícuota en Ganancias para las empresas que recortará fondos que se coparticipan.

Aunque el pacto fiscal no establece un tope unificado en Ingresos Brutos para el comercio -fija la alícuota del 5% para el período 2019-2022- el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey optó por aumentarla del 3,6% al 5% y en la construcción pasó de 1,5% a 3%. El 83% de los recursos propios de Salta provienen de Ingresos Brutos y el 75% de los ingresos totales son girados por la Nación. Además tiene presupuestado un déficit de $2400 millones para este año

Urtubey afirmó que como el camino marcado por la Nación no contempla alícuotas diferenciadas para promover diferentes sectores, la Provincia acudirá a incentivos a la reinversión y a políticas de fomento. Para el turismo, la industria y el comercio este año habrá reintegros.

Tucumán incrementó las alícuotas de Ingresos Brutos para las actividades de comercio, servicios e intermediación; además, se derogó el régimen especial de franquicias tributarias (establecía diferencias a favor de los contribuyentes con establecimiento productivo en la provincia). Hay que recordar que el gobernador Juan Manzur logró que la Nación diera marcha atrás con la suba del impuesto a las bebidas azucaradas.

Misiones redujo Ingresos Brutos para industria y transporte, pero los subió para el comercio mayorista, que pasó de pagar 3,5% a 4,5%. “Pudimos haber aumentado todo al 5% (venta al por mayor y menor) solo aumentamos uno y no usamos el tope que nos faculta el consenso”, explicaron fuentes oficiales ante el reclamo de la Confederación Económica.

Neuquén fue otro de los distritos que aprovechó el tope fijado en el pacto para subir Ingresos Brutos; la alícuota general saltó del 3% al 4% y fijó montos más elevados para las actividades de comercio minorista y mayorista (5%). También La Pampa aprovechó y “se coló” por la veta del acuerdo: aumentó de 2,5% a 3% en construcción y transporte público de pasajeros.

Chubut -cuyas finanzas provinciales atraviesan una crisis, con un déficit ascendente en los últimos años (espera bajarlo 50% en 2018)- eliminó las alícuotas diferenciales de Ingresos Brutos por lugar de radicación, llevando la mayoría de los rubros a una única alícuota general o bien a una diferenciación en función de su nivel de facturación.

Aliados

María Eugenia Vidal -que este año recibirá $65.000 millones más- redujo Ingresos Brutos y Sellos, a la vez que subió fuerte el Inmobiliario. Su ministro de Economía, Hernán Lacunza, calculó que resignarán unos $10.000 millones por el costo fiscal. El gobierno porteño encaró una baja selectiva; el sector más beneficiado es la industria, para los servicios queda igual y para el comercio el aumento fue de 3% a 5%; la merma de recaudación este año será de unos $2.370 millones.

El jujeño Gerardo Morales debe lidiar con un presupuesto en el que el 83% de los gastos corrientes corresponden a sueldos; se comprometió “a no generar ningún tipo de despido, pero sí de realizar un fuerte ajustes en otros conceptos”. Para mejorar la recaudación, puso en marcha un plan de regularización de deudas tributarias y de declaración de mejoras y, en materia tributaria, también eliminó Ingresos Brutos de extraña jurisdicción a la vez que encarará un revalúo para el Inmobiliario.

Alfredo Cornejo, en Mendoza, avanzó en su plan de “reducción plurianual de alícuotas de Ingresos Brutos, incorporando 117 nuevas actividades a las 106 de 2017”; se incorporaron actividades agroindustriales, metalmecánicas, industriales, de construcción, software, turismo, servicios personales y profesionales. También ajustó Sellos, elevando los mínimos alcanzados.

El cordobés Juan Schiaretti redujo Ingresos Brutos en ocho rubros y eliminó los de extraña jurisdicción; el costo fiscal estimado ronda los $3100 millones y se espera cubrir con más eficiencia en recaudación y administración tributaria. Su par entrerriano, Gustavo Bordet se sumó a los que otorgaron la exención de Ingresos Brutos para créditos hipotecarios destinados a la adquisición, construcción, ampliación y/o refacción de inmuebles con destino a vivienda familiar, única y de ocupación permanente.

El santafecino Miguel Lifchitz propone eliminar las alícuotas diferencias y en términos generales el proyecto que debe tratar la Legislatura establece que “ningún contribuyente verá incrementada la presión tributaria” por la aplicación de Ingresos Brutos. Para el sector industrial plantea un incremento de la alícuota básica del 0,5% al 2% para las denominadas “grandes industrias”, pero señala que se beneficiarán por la extinción del concepto de extraña jurisdicción.

En Tierra del Fuego, Rosana Bertone -para retener las industrias electrónicas- bajó la Tasa de Verificación de Procesos Productivos (TVPP) y los costos portuarios; la reducción de la carga tributaria es de $700 millones.

* La Nación

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur