Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Domingo 8 de diciembre de 2019

Provincias: Efectos de la suspensión del pacto fiscal

Sección
Integración
Fecha
2 de diciembre de 2019

César Litvin *

En los últimos 20 años los contribuyentes han padecido una verdadera “anarquía” por parte de los fiscos provinciales y municipales que aumentaron y crearon nuevos tributos a costa del sacrificio fiscal de los ciudadanos.

Los impuestos provinciales suman 42 en total. Este desborde vino de la mano de incrementos de alícuotas del peor gravamen del sistema tributario: Ingresos Brutos.

Con indiscutibles efectos tóxicos sobre la actividad económica, para peor, una parte sustancial de este impuesto tiene recaudación anticipada a través de los mecanismos “perversos” de retenciones, percepciones y otros pagos a cuenta que producen innumerables situaciones de saldos a favor de los contribuyentes, con procedimientos “laberínticos” para su devolución y efecto “helado en la mano” ante la voraz inflación que evapora el crédito de los sujetos obligados.

La presión tributaria provincial en 1998 representaba un promedio del 3,6% del P.B.A. En 2018 el peso de ese tributo se había incrementado al 5,6%.

Así puede verse que Ingresos Brutos explica en gran parte la suba de la presión tributaria. Cabe aclarar que la evolución ha sido dispar en los últimos 20 años.

Por ejemplo en las provincias patagónicas el aumento llegó al 200%. En el otro extremo, Santiago del Estero tuvo una expansión del 25%, mientras que en Santa Fe fue del 30%.

Los municipios han desplegado una creatividad fiscal para inventar impuestos disfrazados de tasas ante la prohibición constitucional de establecer impuestos, pero gran parte de las tasas se determinaron en base a ingresos de los contribuyentes con abstracción del verdadero costo del servicio (teoría del beneficio y no de la capacidad contributiva).

El efecto del consenso fiscal

Ante el caos que imperaba en los impuestos locales, el Consenso Fiscal trató de ordenar las normativas a efectos de disminuir la carga tributaria, mejorar la competitividad, curar distorsiones, motivar inversiones y potenciar la creación de empleo.

En sus aspectos esenciales, respecto de Ingresos Brutos, las provincias y C.A.B.A. se comprometieron a: - Eliminar tratamientos diferenciales por el lugar de radicación y producción o ubicación del establecimiento.

- Desgravar exportaciones y aplicar alícuotas que no superen a las definidas.

- Adecuar los regímenes de recaudación a fin de evitar los saldos a favor y establecer mecanismos de devolución automática (no mayor a 6 meses).

Compromiso a partir de 2020

Los municipios se comprometen a partir del 2020 a:

- Adecuar las tasas a la prestación del servicio y el valor de las mismas debe guardar relación con el costo del mismo.

- Establecer una base pública por provincia de las tasas (hecho y base imponible, sujetos, alícuotas) - Impulsar un sistema único de liquidación por provincia.

Versiones del pacto fiscal Ante las versiones de suspender el Pacto Fiscal, debemos advertir los efectos altamente nocivos: - Aumento de la carga fiscal.

- Traslado a precios, mayor evasión y competencia desleal; - La contrapartida se manifiesta en disminución de las inversiones, baja de la actividad económica y del empleo.

Incumplir con los acuerdos del Consenso Fiscal es asumir la pérdida de la competitividad por el regreso a su máximo esplendor del Impuesto s/ los Ingresos Brutos, Sellos (ambos medievales) y Tasas Municipales sin un dique de contención legal.

* CEO en Estudio Lisicki, Litvin & Asociados.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur