Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 25 de febrero de 2021

Nuevo boom de las materias primas?

Sección
Integración
Fecha
15 de febrero de 2021

Pablo Maas

Las materias primas fueron la Cenicienta de la economía mundial durante buena parte de la última década. Relegadas al arcón de los recuerdos de la “vieja economía” industrial ante el ascenso irresistible de la digitalización, los metales, el petróleo y los granos sufrieron largos períodos de abundante oferta y bajos precios durante el período comprendido entre 2012 y 2020. La paralización de la economía que provocó la pandemia durante el año pasado fue un golpe mortal para algunas materias primas, como el petróleo, que llegó a cotizarse a precios negativos durante un par de días, algo nunca visto antes.

Los precios de las materias primas se han movido históricamente en ciclos, bastante asimétricos, en los que los períodos de depresión suelen ser más prolongados que los de auge. Así ocurrió durante buena parte del Siglo XX, y esta observación llevó a Raúl Prebisch a formular, en 1950, su célebre tesis del deterioro de los términos del intercambio.

Con el nuevo siglo, algunas cosas cambiaron. El despegue de la economía china cobró tal envergadura y su sed de materias primas fue tal que los precios no pararon de aumentar. Entre 2003 y 2011, la economía mundial pareció desmentir a Prebisch. En esos años, en los que la economía china crecía a tasas de dos dígitos, el mundo experimentó un verdadero “súperciclo” de los commodities que se reflejó en Argentina con la soja de US$ 600 la tonelada.

Pero pronto Prebisch volvió a tener razón. En la medida en que la economía china desaceleró su crecimiento, las materias primas volvieron a las catacumbas. Entre 2012 y mayo de 2020, el índice de precios de materias primas que elabora el Banco Central muestra una caída del 43%.

Pero mayo de 2020 fue el punto de inflexión. Desde entonces, los precios de los commodities tuvieron un violento incremento del 50%, según el mismo índice del BCRA, que está ponderado según la canasta de exportaciones argentinas y en la que tienen una alta participación los granos y oleaginosas.

Pero no se trata solo de los alimentos. Los metales industriales como el cobre han subido 40% en estos meses. El petróleo volvió a recuperar los valores de antes de la pandemia y la variedad Brent alcanzó la semana pasada la marca de US$ 60 por barril. Una consultora citada por el Financial Times registra aumentos simultáneos en una canasta de 27 materias primas, desde el café, el arroz y el litio hasta el níquel, lo que es bastante inusual y no tiene antecedentes en los últimos 50 años.

Este tipo de fenómenos está llevando a algunos analistas a preguntarse si no estaremos frente a la posibilidad de la ocurrencia de un nuevo súper ciclo, como el del comienzo del milenio. Otros lo interpretan como un simple rebote de precios después de un colapso como el de la pandemia y en el que Europa, Estados Unidos y China se están reabasteciendo y aumentando la demanda de casi todo ante una oferta que ha quedado retrasada y que por lo tanto está provocando rápidas alzas de precios. Hay otros factores de corto plazo, como la debilidad del dólar, que también ayuda porque las materias primas se cotizan en la moneda estadounidense y resultan ahora más baratas.

Los que imaginan un nuevo súper ciclo apuntan a un cambio de escenario en el mediano y largo plazo. Goldman Sachs, por ejemplo, estima que la era pos-Covid estará caracterizada por políticas económicas que harán más énfasis en buscar el crecimiento del empleo aun a costa de un aumento en la inflación. Esto implica que se buscará una política fiscal más expansiva y una política monetaria más laxa. Algo de esto ya se está viendo con el enorme plan de estímulo fiscal de US$ 1,9 billones que ha anunciado la nueva administración Joe Biden en EE.UU. Muchos de estos fondos se dirigirán a financiar la construcción de una nueva infraestructura “verde” en el país, incluyendo la transición energética hacia fuentes no renovables.

Pero la revolución verde de la energía eólica, solar y de los automóviles eléctricos es altamente demandante de metales como cobre, litio, cobalto, molibdeno y níquel, todos los cuales han aumentado fuertemente sus precios en estos últimos meses. Los autos eléctricos (que no son ninguna novedad, ya se fabricaban hace 100 años) utilizan cinco veces más cobre que los convencionales a gasolina. Estos ya han empezado a producirse en masa: en China, informa The Economist, se vendieron 224.000 vehículos eléctricos en diciembre. Esto es ya un respetable 9,4% del total mensual (en China se venden más de 20 millones de autos y vehículos comerciales anualmente). En el mundo, la proporción de autos eléctricos sobre el total se proyecta que pasará de 3% en 2020 a 15% en 2030.

Los vehículos eléctricos son el origen de la mitad de la demanda mundial de litio, cuya oferta deberá aumentar sustancialmente para atender el crecimiento proyectado. Pero la producción minera tiene tiempos de maduración más prolongados que la manufactura. Años de precios bajos, además, forzaron a muchas empresas mineras y petroleras a reducir sus inversiones en nuevos proyectos y expansiones, por lo que puede preverse un período de precios altos en el interín. Este es uno de los ejemplos que exponen los analistas que se inclinan por apostar a un nuevo súper ciclo. Si efectivamente ocurriera, se trataría de una excepción histórica. “Los súper ciclos ocurren cada 30 ó 40 años y hace poco salimos de uno”, dijo al FT Norbert Rücker, economista jefe del banco suizo Julius Baer. “El último súper ciclo fue impulsado por la urbanización china. La transición energética no ocurrirá tan rápidamente”, agregó.

Como sea, está a la vista que las materias primas han vuelto a la palestra a pesar de los pronósticos de creciente irrelevancia que les atribuían los fantasiosos de la digitalización desmaterializada. Vivimos en un mundo material, como dice la canción de Madonna.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur