Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Domingo 24 de septiembre de 2017

Catamarca encantadora, por la ruta del Adobe

Sección
Turismo
Fecha de publicación
1 de octubre de 2014

La Ruta del Adobe entre Tinogasta y Fiambalá es un circuito turístico que recorre antiguos edificios coloniales (iglesias, viviendas) y un sitio arqueológico Incaico. Todos están construidos de Adobe y algunos son Monumentos Históricos Nacionales.

La Ruta del Adobe es un circuito de 50 km que comprende un recorrido desde Tinogasta hasta la entrada de Fiambalá, sobre la RN 60 (ex Ruta Provincial RP 45) de la República Argentina. La provincia de Catamarca se constituye en el Norte argentino como uno de los destinos culturales más interesantes para el turismo extranjero por las raíces y costumbres que conserva de antiguas culturas aborígenes. En este impresionante marco, un conjunto de pueblitos que aún conserva edificaciones realizadas en adobe hace más de 300 años conforman un espectacular testimonio de historia en el corredor llamado la “Ruta del Adobe”. El paseo abarca poco más de 50 kilómetros y se concentra en el Departamento de Tinogasta , entre casonas, iglesias y oratorios.

A unos 280 kilómetros de la ciudad Capital de Catamarca, un camino histórico y cultural que pone al descubierto gran parte de la identidad local, recomendado especialmente para los amantes de la arquitectura popular americana. La “Ruta del Adobe” se completa en un día y transcurre a lo largo de 55 kilómetros de carreteras asfaltadas y caminos

consolidados. El viaje se realiza mediante una excursión guiada o también de manera particular, ya sea en auto, a caballo o bicicleta. El adobe fue una técnica de construcción incorporada a la región por la cultura diaguita y todavía persiste en la actualidad. A lo largo de esta ruta temática, se encontrarán algunas piezas arquitectónicas consideradas entre las más importantes de América, muchas de ellas en pie pese a los reiterados terremotos que se registraron en la zona. La Falda y su Iglesia: Capilla de Andacollo, está en un lugar despoblado, árido; tras la capilla se yerguen las montañas que le dan un fondo magistral. El paraje, La Falda, no figura en los mapas, pero existe. Este sitio hoy despoblado fue originalmente el primer asentamiento pastoril de la zona, el río que marca su límite norte fue desviado y sus pobladores se mudaron a El Puesto, se dice que hacia 1930, aguas abajo, sobre el río Abaucán, que era otro puesto de pastoreo.

La capilla quedó solitaria y abandonada con el pueblo desierto y derruido. En el año 2001 fue restaurada. El edificio es de estilo Neoclásico, y su fecha de construcción es incierta pero se sitúa en la primera mitad del siglo XIX y es por lo tanto la más “moderna” de la Ruta del Adobe. Fue una de las primeras del valle en tener dos torres en línea encerrando el atrio. La fachada tiene cuatro columnas pilastras de adobe que flanquean una arcada de medio punto.

Su techo es a dos aguas y tiene un vestíbulo de entrada. El retablo moldeado en adobe es notable. Las molduras son de cemento y cal. La sismicidad de la zona provocó un derrumbe parcial.

Otro monumento imperdible es el Oratorio de los Orqueras, un pequeño y modesto edificio de color ocre, de techo bajo y un sencillo campanario. Como muchas capillas familiares, esta era privada y perteneció a la familia Orquera. Notar las vigas de algarrobo curvas, sostén del techo de la nave. Estas se curvaban sumergiendo los troncos verdes en el agua del río Abaucán. Data de principios del siglo XVIIl (alrededor de 1740) y no fue construido con bloques o ladrillos de adobe. En cambio se construyó la madera en una sola pieza de adobe.

Para ello se utilizaron moldes de madera imitando el método de los nativos Kakanes, los moldes se rellenaban del adobe y éste tiene 70 cm de espesor. Internamente es muy sencilla, el confesionario es de algarrobo sólido. Afuera del oratorio hay construcciones rústicas de adobe del período Colonial. Vea los objetos como la Petaca de Cuero. Un paisaje cargado de historia, de sol y de tradición. Un viaje para los ojos.

Cómo llegar

Por la Ruta 60 y Ruta del Adobe hasta Fiambalá, este tramo de ruta es relativamente sencillo hasta Fiambalá ya que está totalmente asfaltado y la altura no sobrepasa los 1.500 m. No tiene demasiadas sinuosidades.

Hasta Paso San Francisco

A partir de Fiambalá, hata el Paso de San Francisco, la ruta cobra altura, pasando los 4.500 m de altura. Es una ruta asfaltada de altura, montaña y con limitados servicios para el viajero

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur