Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Sábado 16 de diciembre de 2017

NEA: Desde 2012, el HLB no ha dejado de avanzar en la región, especialmente en Misiones

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
17 de abril de 2017

Desde el año 2010, en el marco del Programa Nacional de Prevención de HLB, (Ley 26.888 y Resolución Senasa 336/14), se implementa un Sistema de Vigilancia para la Detección Precoz del HLB, abarcando toda la superficie de producción citrícola del país estimada en 130.000 hectáreas, que están distribuidas en 10 provincias e incluye el arbolado urbano de hospedantes de la plaga en zonas de riesgo, comentaron Pablo Cortese, director de Vigilancia y Monitoreo del Senasa, y Yanina Outi, coordinadora del Programa de Prevención del HLB.

Las actividades de este sistema comprenden principalmente, la inspección visual, toma de muestra de material con sintomatología sospechosa y del insecto vector Diaphorina citri para su diagnóstico en laboratorio y el monitoreo, a través de trampas cromáticas pegajosas, de detección del insecto vector en áreas de ausencia.

En el marco del Sistema de Vigilancia, desde enero de 2010 y hasta la fecha se han monitoreado 221.213 sitios, se recolectaron 24.589 muestras de Diaphorina citri y 14.755 muestras de material vegetal, de las cuales 200 resultaron positivas a HLB.

Este sistema también cuenta con una red de 783 sitios de trampeo activos para la detección de Diaphorina citri en áreas de ausencia. Toda esta información puede ser visualizada en el vínculo de acceso público: https://geonode.senasa.gov.ar/maps/525/view

Las detecciones de “plantas positivas a HLB” comenzaron en junio de 2012: el Senasa detectó inicialmente plantas afectadas en traspatios de casas en localidades fronterizas con el Brasil (país afectado por HLB desde 2004) en Misiones (Departamento General Belgrano y Municipios de Aurora y El Soberbio). A partir de 2015, también en plantas no comerciales, se hallaron “positivos” en las localidades de Wanda, Puerto Iguazú, Colonia Delicia, Eldorado, y Piray cercana a la frontera con Paraguay (afectado desde 2013). Durante 2016, comenzaron las detecciones en plantaciones comerciales de cítricos en la provincia de Misiones, principalmente en el departamento de Eldorado, donde la enfermedad es observada con mayor incidencia.

También, durante 2016, se detectaron “plantas positivas” al sur de la provincia de Misiones (departamento Apóstoles), afectando lotes comerciales y arbolado urbano en el departamento Leandro N. Alem.

En el mapa que acompaña la imagen principal en página 1, se observa: “Detecciones de HLB en la Provincia de Misiones”, y la distribución de las detecciones de HLB y su avance año a año.

Ante esta situación, “es necesario tomar todos los recaudos para evitar una mayor diseminación de la enfermedad y del vector”, y para ello, debemos trabajar en conjunto productores y los gobiernos provinciales para coordinar acciones que permitan tal objetivo”.

“La dispersión de la enfermedad puede darse por dos vías: a) el traslado de material vegetal enfermo de un área a otra y, b) por la acción del vector en áreas de presencia del patógeno”. “La alta incidencia y amplia distribución de la enfermedad y su vector Paraguay prevén el continuo ingreso de vectores infestados a través de la frontera, principalmente la costa del río Paraná”; también “se puede prever un avance desde Paraguay hacia la provincia de Formosa”. Para evitar este avance “hay que fortalecer los controles fronterizos y de nuevo material cítrico plantado, a fin de detectar material con riesgo de HLB”.

Estrategia

La presencia de la enfermedad en Brasil desde 2004 y la amplia frontera en común, son un riesgo permanente para el ingreso de HLB en Argentina. La presencia de la enfermedad en Misiones, que ha avanzado en los últimos 5 años y se aceleró exponencialmente el último año, debe mantenernos alertas. Durante 2016, el HLB se detectó en establecimientos de producción comercial; esto implica un fuerte cambio en la dinámica de avance de la plaga, que presenta mayor riesgo de dispersión. Por ello, “es necesario el cumplimiento de la normativa vigente por todos los factores involucrados en la actividad”.

Hay que mantener a Tucumán y al NOA libre del HLB

Desde 2009, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) está en alerta junto con las provincias, instituciones públicas y privadas que integran el Programa Nacional de Prevención HLB. Es que ésta enfermedad mortal que ataca a los cítricos, destruye plantaciones y pone en riesgo a toda la citricultura del país está presente en Misiones. En esta nueva campaña cítrica, los desafíos apuntan a seguir sosteniendo el volumen y calidad del limón tucumano. Para eso, mantener al NOA libre de HLB es fundamental.

LA GACETA Rural entrevistó a Carlos Grignola, Director Regional del Centro Regional NOA Sur de Senasa, y a Rafael Rodríguez Prados, coordinador regional temático de Protección Vegetal del Centro Regional NOA Sur de Senasa.

- ¿Cómo se está trabajando para evitar el ingreso del HLB al NOA?

- Grignola: Si bien se mantiene el plan de contingencia en Misiones -Senasa actúa según lo establecido- la situación es preocupante. A raíz del avance de la enfermedad en el NEA, tenemos que aunar más esfuerzos para seguir manteniendo a Tucumán libre del HLB y de su insecto vector. Pero también a toda la región NOA, y por eso el trabajo con Catamarca, Salta y Jujuy es importante. Desde la Comisión Fitosanitaria del NOA (Corenoa) venimos evaluando la situación en Misiones y el NEA, definiendo nuevas medidas para proteger nuestra zona.

- Rodríguez Prados: Seguimos fortaleciendo nuestro trabajo desde el Programa Nacional de Prevención junto a asociaciones de productores y organismos públicos nacionales y provinciales. Nuestros agentes han controlado, hasta la fecha, 215 puntos de monitoreo, entre fincas cítricas, arbolado urbano y viveros cítricos. Es un avance aproximado del 65 % de las cuadriculas, que corresponde a la vuelta número 15 de monitoreo que representa 9.303 hectáreas. En esa superficie, contamos con 111 trampas pegamentosas amarillas que se reponen cada 30 días. Hemos enviado siete muestras vegetales sospechosas a laboratorio con resultados negativos. Además, continuamos con las capacitaciones y charlas a productores, viveristas, comercializadores, etc, explicando qué es la enfermedad y promoviendo el trabajo conjunto de todos quienes componen la cadena cítrica, porque sabemos que el único remedio que tenemos contra el HLB es la prevención. Es tarea de todos impedir que ingrese la enfermedad al NOA.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur