Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Sábado 16 de diciembre de 2017

NEA: El búfalo, una alternativa tecnológica de punta para la expansión ganadera

Sección
Economía
Fecha de publicación
19 de abril de 2017

En el país existe una amplia región inexplotada o explotada ineficientemente desde el punto de vista ganadero debido a la falta de adaptación del vacuno a la misma, como son los sectores bajos e inundables. El búfalo ofrece la posibilidad de producir carne de calidad en esas zonas.

El doctor Exequiel Patiño, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste, hace una descripción de la problemática actual de la producción bubalina en el NEA. En tanto que el ingeniero en Producción Agropecuaria Marco Zava explica la eficiencia del búfalo y sus ventajas comparativas.

En las zonas bajas e inundables se incluye la siguiente superficie: -Alrededor de 15.000 km2 de Bajos Submeridionales santafesinos.

-Unos 10.000 km2 de costa de los ríos Paraná y Paraguay en Santa Fe, Chaco y Formosa.

-Cerca de 20.000 km2 del pre delta entrerriano y el delta bonaerense.

-Aproximadamente 15.000 km2 de esteros correntinos.

-Por último, 20.000 km2 de la cuenca del río Salado en Buenos Aires.

En total son nada menos que 8.000.000 de hectáreas aptas para soportar una carga de 3 a 4 millones de búfalos, que en estas condiciones no compiten con el ganado tradicional sino que constituyen la respuesta adecuada a ese medio extremadamente exigente. Es además una alternativa posible para zonas menos marginales. Según proyecciones realizadas en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), de mantenerse el crecimiento vegetativo de la población bubalina actual (13% anual) hacia 2020 se alcanzaría en el país un rodeo de 1.650.000 cabezas, sin recurrir a la importación de animales de países vecinos. Esto obedece a la longevidad que tienen estos animales (viven más de 20 años) y a su fertilidad, que permite que las búfalas puedan producir un becerro por año hasta los 18 o 20 años de edad.

Razas en el país

En la Argentina se crían tres de las razas de mayor importancia económica en el mundo: la Mediterráneo, que representa el 70% de la población bubalina del país, la Murrah y la Jafarabadi, en orden de importancia. Los búfalos son empleados mayoritariamente para producir carne, en tanto la producción de leche sigue siendo incipiente.

Si bien la mayoría de los rodeos bubalinos existentes en nuestro país fue conformada originalmente con ejemplares puros de las tres razas mencionadas, se incrementó el número de mestizas en nuestros rodeos debido al cruzamiento entre estas y al empleo de distintas genéticas lecheras bubalinas.

En el Nordeste argentino (NEA), con clima subtropical húmedo, la población ganadera bubalina se ha incrementado en un 12,7% anual promedio en los últimos casi 40 años (de 1.300 cabezas en 1976 a 120.000 o más en 2012), con excelentes resultados productivos. Esta especie mejora el aprovechamiento de pasos naturales y sembrados, y posibilita el uso de sectores, inclusive en cada potrero, que eran improductivos.

El búfalo convierte pastos voluminosos de baja calidad en carne y leche, y lo hace con una eficiencia mucho mayor. Logran así tasas de parición que superan en un 15% a las del vacuno, y un 60% más de ganancia diaria de peso, lo que les permite llegar a la faena con un año y medio menos de edad (24-30 meses), logrando una excelente calidad de res.

La provincia de Corrientes cuenta actualmente con más de 45.000 búfalos, y junto con Formosa reúnen el 90% de la población bubalina del país. Corrientes tiene 15.000 km2 de esteros, equivalentes a 1.500.000 hectáreas, lo que representa un potencial de carga de 500.000 cabezas (considerando un 1 animal cada 3 hectáreas). Es un claro reflejo de las posibilidades de crecimiento de esta especie dentro de esta provincia mesopotámica.

Eficiencia del búfalo

Varios son los factores que contribuyen para que el búfalo sea más eficiente en la conversión de alimentos voluminosos y aproveche mejor los campos naturales. La época de servicio es en otoño (de febrero a junio), inducido por la disminución del fotoperíodo. Esto hace que coincida la curva de requerimientos del rodeo con la de oferta forrajera.

Por ser longevos tienen una dentición más tardía: la irrupción del primer par de incisivos permanentes se produce entre los 30 y 36 meses. Es decir que llegan a faena sin haber cambiado de diente. La boca es más ancha, con un “ancho de corte” mayor para cosechar el forraje; y el tiempo de masticación es mayor.

El resumen

Con respecto a las ventajas fisiológicas del rumen del búfalo se puede decir que el complejo retículo-ruminal es de mayor tamaño. Tiene mayor capacidad de ingesta de materia seca. El bolo alimenticio permanece más tiempo en el rumen. Los movimientos ruminales son más lentos.

Las contracciones ruminales son más fuertes. Todo esto permite una mayor producción de Ácidos Grasos Volátiles lo que es la causa probable del mayor porcentaje de Grasa Butirosa (GB) en la leche. En el rumen hay una población bacteriana por lo menos dos veces mayor, que permite una mayor transformación de Nitrógeno No Proteico (NNP) en Nitrógeno Protéico (NP).

El mayor tiempo de masticación y las contracciones ruminales más fuertes producen un mayor quiebre de la Fibra Cruda (FC), lo que también aumenta la transformación del NNP en NP. Como conclusión se puede decir que el búfalo es sin duda una tecnología de punta para la expansión ganadera en el subtrópico argentino.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur