Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Lunes 19 de noviembre de 2018

NEA: Industriales alertan sobre el peligro del contrabando de cigarrillos "truchos" en la Triple Frontera

Sección
Economía
Fecha de publicación
6 de agosto de 2018

El tenor de los números que caracterizan a la actividad abruma: alrededor de 70.000 millones de cigarrillos elaborados y luego distribuidos sobre todo en los mercados de Brasil y la Argentina.

Tamaño volumen representa casi el 75% de todo el producto adulterado que se comercializa en América Latina. Semejante porción, de acuerdo a organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), representa algo más del 10% del mercado negro mundial del tabaco manufacturado.

Dueña de un perfil que imita a cualquier industria, la producción de cigarrillos "truchos" ha hecho de la zona de la triple frontera que comparten Paraguay, Brasil y Argentina, una de las bases más prolíficas en términos planetarios. Se trata de una actividad ilícita que, coinciden entidades oficiales de control, genera sólo para el fisco doméstico pérdidas del orden de los $6.000 millones anuales.

Con predominio casi total de Paraguay en términos de punto de elaboración, lo que se genera en el triángulo fronterizo compartido impacta de un modo rotundo en el consumo regional.

En ese sentido, fuentes relacionadas a la Coordinación Nacional para el Combate de Activos detallaron ante iProfesional que los cigarrillos falsificados representan casi el 15% de las variedades de ese artículo que se venden en el país, mientras que en Brasil dicha porción asciende al 48% de la oferta disponible.

Se estima que, siempre en lapsos anuales, ingresan a la Argentina provenientes de Paraguay unos 2.600 millones de artículos. A ese acumulado, indicaron desde el organismo, hay que sumarle otros 2.900 millones de cigarrillos que se producen ya en nuestro país aunque con tabaco contrabandeado en sacos.

"Cuando no son los que se generan en el mismo país, hay que decir que los cargamentos arriban a la Argentina por aire, por tierra, y también utilizando un gran canal de penetración como es la hidrovía. La zona de la triple frontera se destaca por su permeabilidad para este tipo de actividades ilícitas", confió una fuente.

Los organismos de control siguen de cerca el negocio de los cigarrillos "truchos" en tanto observan a la actividad como un símbolo del funcionamiento de las redes de contrabando que penetran en la Argentina.

Respecto de las particularidades de estos productos, fuentes que siguen de cerca el movimiento ilegal destacan que las diferencias con la marca original van desde el "packaging" mal impreso hasta la diferencia en el aroma y sabor.

"Las advertencias para la salud están inscriptas en otro idioma o bien son inexistentes. Hasta la impresión de la marca en el mismo cigarrillo está mal", comentó una fuente. Marlboro, Lucky Strike, Camel y Philip Morris, encabezan la nómina de las etiquetas más "pirateadas" en ese rubro.

Paraguay a la cabeza

En el esquema de elaboración de los cigarrillos que luego protagonizan el contrabando, Paraguay encierra en su interior el grueso de la actividad. Ese país elabora casi la totalidad de los 70.000 millones de productos copiados. El consumo interno en la tierra guaraní no llega al 3% de ese acumulado.

El nivel de consolidación del ilícito es tal que hasta el mismo presidente Horacio Cartes resulta sospechado de contrabando por las actividades que desarrolla una empresa familiar.

El Grupo Cartes es propietario de una serie de tabacaleras que sendas publicaciones internacionales vinculan directamente con la imitación de marcas. La sospecha tiene asidero en que la compañía, a través de sus controladas, produce casi la mitad de los cigarrillos que se generan en Paraguay.

La firma emblema del tabaco que procesa Grupo Cartes es Tabacalera del Este SA (Tabesa), protagonista de investigaciones judiciales que se vienen llevando a cabo en Brasil. En plena campaña presidencial de 2013, Horacio Cartes negó que exista una exportación de productos de Tabesa hacia la Argentina y, precisamente, Brasil.

Muy por el contrario, sostuvo que la empresa del grupo familiar vende cigarrillos a Estados Unidos, Aruba y Suiza. "Hacemos todo en

Ciudad del Este", dijo el por entonces candidato. Para luego añadir: "Para mí el contrabando es un problema aduanero".

A tono con esto, desde el entorno de la Coordinación Nacional para el Combate de Activos aportaron una explicación respecto de los dichos del mandatario.

"Cartes en más de una oportunidad ha dicho que sólo produce cigarrillos y el grupo no tiene control sobre lo que ocurre en términos de distribución. O sea, directamente se lava las manos. Según él, los contrabandistas se hacen con el producto sin que lo sepa la empresa. Y son esos mismos contrabandistas los que colocan los cigarrillos en Argentina y Brasil", comentó una fuente consultada.

En una muestra de la presunta injerencia de Cartes en el negocio de la producción ilegal de cigarrillos vale decir que, en mayo de 2016, el matutino paulista O Globo publicó un artículo con el título, traducido al castellano, de "El cigarrillo más vendido en São Paulo es pirata y fabricado por el presidente de Paraguay". La marca: "Eight".

Una de las variables que mejor explica el por qué de la elaboración de estos productos en el vecino país radica en la baja carga tributaria asignada.

Así, la tasa de impuestos fijada al tabaco en Paraguay es de sólo 16%, la más baja de la región y una de las menores del mundo de acuerdo a la OMS. En Brasil y Argentina, la carga es de 60 y 80% respectivamente.

Marihuana también

A la par de lo que ocurre con los cigarrillos, la producción de drogas también viene agigantándose en la triple frontera y con claro predominio de la nación guaraní.

Ante la consulta de este medio, organizaciones de control oficial de la Argentina aseguraron que Paraguay ya le disputa el segundo lugar a México en el ranking latino de mayores productores de marihuana.

"El clima y el tipo de suelo habilitan la expansión de los cultivos. Ese producto se trafica mayormente hacia Brasil, la Argentina y Chile. La condición de Paraguay ha fortalecido la instalación de carteles de origen brasileño", sostuvo ante este medio Juan Félix Marteau, asesor en políticas estratégicas y consultor con experiencia en el combate a la criminalidad financiera.

El Comando Vermelho, con predominio en Rio de Janeiro y considerada una de la mayores organizaciones criminales del vecino país, ya ostenta el control de buena parte de la frontera seca que comparten Brasil y Paraguay. El otro actor de peso en la misma zona es el Primeiro Comando da Capital, fundado en Sao Paulo y hoy extendido también a Colombia y Bolivia.

"Ambos carteles manejan también el tráfico desde Paraguay hacia Europa y África. Tienen el control de las rutas más importantes en las zonas fronterizas de Brasil. En el último tiempo se ha constatado que financian campañas políticas en los distritos en la zona de la triple frontera", añadió el especialista.

La corrupción predominante en las ciudades que integran el triángulo limítrofe, sumado a las complicaciones para ejercer un control combinado, dejan en evidencia que el negocio de contrabandear tabaco o traficar estupefacientes lejos está de tener los días contados en esta parte de América.

Perfil complicado

La triple frontera que comparten la Argentina, Brasil y Paraguay es una de las zonas más calientes en el mapa de Sudamérica. Se trata de un área de casi 2.500 kilómetros cuadrados habitada por cerca de 800.000 personas de diferentes nacionalidades.

Unidades y especialistas de la región -y también de Norteamérica- afirman que ya hay cerca de una veintena de grupos desarrollando operaciones ilícitas de mediana y gran escala en dicho triángulo.

Según la Asociación Civil Antipiratería Argentina, la triple frontera es la generadora del 40% de la indumentaria ilegal que se comercializa a nivel nacional. Semejante porcentaje implica una evasión de hasta $12.000 millones en concepto de IVA.

"El ciudadano común no logra imaginar que detrás de todo esto está el crimen organizado y que hay pérdidas millonarias para el Estado", afirma Sergio Piris, vicepresidente de la entidad antes mencionada.

"Las pérdidas derivadas del comercio ilegal representan un 50% menos para educación, 30% para hospitales, 25% menos de obras públicas y 40% medido en oportunidades de empleo", añade.

El especialista remarca que el contrabando -que tiene a la triple frontera de base- afecta a toda la sociedad, ya que profundiza la desigualdad, el desempleo, la violencia y la inseguridad.

Piris da cuenta de otro dato que exime de comentario: en 500 localidades argentinas monitoreadas ya se constató la presencia de casi 89.000 vendedores ilegales. El origen del grueso de la mercadería es el triángulo fronterizo.

En electrónica, ya es moneda corriente el ingreso ilícito de equipos de telefonía móvil. Tanto, que las compañías del sector estiman que el 40% de los 3 millones de celulares que entran a la Argentina por contrabando provienen justamente de la Triple Frontera.

La magnitud de la ilegalidad y el grado de impunidad que ostentan quienes comercian en la zona es tal que funciona casi como un Estado paralelo, de acuerdo con Counter Extremism Project (ONG que investiga y denuncia canales de financiamiento del terrorismo internacional).

"La Triple Frontera se ha convertido en un mini Estado que beneficia a una élite corrupta. Mantiene un centro de lavado de dinero grande y eficiente para el crimen organizado y grupos terroristas, no sólo en la región, cediendo a organizaciones criminales internacionales unos u$s43.000 millones al año", señala un documento de esa organización.

Fuente: iprofesional.com

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur