Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Martes 11 de diciembre de 2018

NOA: Quieren exigir preocupacional a obreros golondrinas que viajen al sur del país

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
7 de noviembre de 2018

Referentes de productores y UATRE quieren adelantarse a la llegada de los 20.000 obreros, en su mayoría son del Noroeste argentino (NOA), que vendrán a levantar la cosecha. Distintos sectores conforman una mesa y definieron proponer a Trabajo que se requiera psicofísico y antecedentes antes de viajar.

No quieren llevarse la sorpresa el 15 de enero de 2019. Representantes de la Cámara de Productores de Gral. Roca, la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) y referentes de instituciones de la ciudad -policía, hospital-, ya conforman una mesa de trabajo para regular la llegada de trabajadores golondrinas en la temporada de cosecha.

El equipo se quiere adelantar a los inconvenientes que surgieron el año pasado, que no sólo se vincularon a la cantidad de personas que viajaron desde las provincias del Norte, principalmente Tucumán, que superaron la necesidad de mano de obra.

También surgieron problemas porque una parte de los obreros desconocían las tareas propias de la actividad del peón frutícola, contaban con antecedentes delictivos y también adicciones a bebidas alcoholicas y drogas.

El grupo aguarda una reunión en la Secretaría de Trabajo para poder avanzar en la fijación de requisitos que los trabajadores contratados por productores y empresas de la región deberían cumplimentar antes de viajar al sur.

“Ha llegado gente muy buena, que cumple muy bien con sus tareas y otros sin saber el hacer trabajo, enfermos, casos de acusados de violación, maltrato a sus mujeres o buscados por asesinatos”, cuestionó Sergio Alarcón, referente de la seccional roquense de Uatre, quien identificó a la última temporada como la más caótica en este sentido.

“Hubo problemas de adicciones, gente que viene a delinquir, hubo peleas en las chacras, robos”, remarcó Alberto García, presidente de la Cámara de Productores de Roca.

“Se está analizando para esta temporada que presenten un preocupacional, con un psicofísico, certificado de antecedentes, como en cualquier otro trabajo”, amplió García.

Con trabajo y aptitudes

En principio se insistió la necesidad de que los trabajadores golondrinas deben venir con trabajo, es decir, con el compromiso concreto de una empresa o productor a incorporarlo a su plantel de personal.

“Necesitamos levantar la cosecha, pero la actividad frutícola está pidiendo mano de obra calificada”.

“El gobierno de Tucumán paga por colectivo lleno, se suben a cualquiera y no se hacen responsables de volverlos para allá. Hubo un año que perdí 35.000 pesos en pasajes de vuelta a Tucumán”, criticó Alarcón.

“No podemos hacer asistencialismo, las empresas están mal y nosotros tampoco estamos tan bien”, afirmó.

El Alto Valle de Río Negro y Neuquén absorbió en el último verano a entre 18.000 y 20.000 obreros en sus chacras de peras y manzanas. Para la próxima temporada se espera una cantidad similar.

El saber, clave preparan cursos

- “Hoy no se consigue ni tractorista”, indicó Alberto García, presidente de la Cámara de Productores de Gral. Roca.

- Señaló que lo mismo pasa con el personal que se ocupa para hacer las curaciones.

- “La aplicación de remedios es clave, si no se hace en forma completa después se llena de plagas”, remarcó el productor frutícola.

- Para el productor hoy es difícil dar con personal que conozca cómo es la realización de cada tarea a lo largo del año, por ello es que junto con Uatre se planificaron una serie de capacitaciones a los obreros interesados en trabajar en el rubro.

- “Desde Uatre se impulsará un raleo manual, formación de plantas, buen uso de escalera, poda de verano”, explicó Sergio Alarcón, referente de la seccional roquense del sindicato Uatre.

- En el 2017 se realizaron cursos de poda, para los obreros que trabajaron en el invierno.

Personal

18.000 y hasta 20.000 personas de provincias del NOA viajan a levantar la cosecha al Valle.

20% del personal que trabaja en las chacras es mujer, y se dedica a hacer tareas varias.

“Muchos trabajan muy bien y la mitad tiene algún problema”.

“Cuando llega la pera la tenés que sacar, lo importante es que vienen ellos con ganas de hacerse un mango, la mayoría”, consideró el presidente de la Cámara de Productores de Cipolletti, Horacio Pierdominici.

En Cipolletti se planteó el año pasado a la Federación de Productores la posibilidad de avanzar en la exigencia de cumplimentar requisitos para trabajar en el Alto Valle, pero el pedido finalmente no prosperó. “Las adicciones están cada vez peor. Drogas, alcohol. Pero en la cosecha se necesita mano de obra”, remarcó el productor, que pide antecedentes policiales antes de dar el alta a un obrero.

“Me ha pasado que venga la policía a la chacra a buscar a alguno de los cosechadores”, comentó.

Dentro del personal que contrata la mayoría tiene entre 25 y 45 años. “Casi todos conocen el trabajo, si traen a alguien son conocidos de ellos y le van explicando”.

“Hicimos capacitaciones y fueron dos. Acá no quiere trabajar la gente”, finalizó el productor, sobre la situación alertada por otros productores frutícolas. Hay personal que se resiste al blanqueo para no perder el subsidio que le otorga el Estado.

“Casi todos conocen el trabajo, si traen a alguien son conocidos de ellos y les van explicando”.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur