Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Martes 11 de diciembre de 2018

Los dos grandes beneficios que el G20 dejó a Macri

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
5 de diciembre de 2018

El saldo positivo y más inmediato que dejó el G20 va a ser una mejora en la imagen de Mauricio Macri en las encuestas y una suba de los bonos en dólares, lo que implica que habrá una caída del riesgo país. Ambos temas están relacionados entre sí. Como efecto colateral está el beneficio de que esta tregua de 90 días que pactaron Xi Jinping y Donald Trump, haga subir el precio de la soja.

El problema es cuánto durará el impulso porque los más grandes ganadores del encuentro fueron Estados Unidos y China.

Los índices de las acciones en las Bolsas chinas subían anoche poco más de 3%, pero a media rueda se vio que comenzaba una leve toma de ganancias. Los mercados a futuro de las Bolsas norteamericanas también revelaban que el lunes puede ser una jornada de euforia. El Dow Jones estaba 1,77% arriba, el S&P 500, el más importante de los indicadores de Wall Street, marcaba aumentos de 1,60%. Pero los más beneficiados fueron los futuros del Nasdaq, porque son acciones de empresas de nueva tecnología que tienen el destino muy atado al de China. El Nasdaq ostentaba un avance de casi 2%.

El indicador psicológico que incide en el ánimo de los inversores, el VIX, también conocido como el "índice del miedo", tuvo una baja a futuro de 6,17% y se ubicó por debajo en 16,60 puntos. Este indicador comienza a preocupar cuando supera los 20 puntos. La semana pasada rozó los 24 puntos. Si se acerca a 30 o lo supera, se entra en zona de crisis, donde los inversores se van a activos más seguros que las acciones.

Por supuesto, la euforia traerá un fortalecimiento del dólar que hará que Estados Unidos vuelva a ser atractivo para el mundo y vuelquen sus divisas en acciones y algunos otros en bonos, porque su precio va a bajar ya que habrá menos aversión al riesgo y habrá salida de inversores de los bonos para aumentar sus posturas en Wall Street. Al caer el precio de los bonos, aumenta su renta. Además, habrá que ver qué decide la Reserva Federal este mes, si sube la tasa de interés, como cree la mayoría del mercado, o la mantiene en el mismo nivel. Si no sube la tasa, los mercados emergentes se verían favorecidos porque no se encarecería su deuda.

Se supone que esta semana puede ser positiva para los mercados financieros locales, pero habrá que ver hasta dónde llega el entusiasmo. Porque cuando Estados Unidos se pone atractivo los dólares no dudan en ir hacia allá.

Lo que puede ocurrir en la Argentina es que vengan dólares atraídos por los altos rendimientos -superiores a 10%- de los bonos de la deuda por parte de fondos que se dedican a comprar títulos de países emergentes. La Argentina tiene un riesgo país superior a 700 puntos, es uno de los más elevados del mundo.

Cualquier mejora será positiva, pero es difícil que el riesgo país baje a niveles aceptables como para tomar créditos en el exterior. A lo sumo puede llegar a los 600 puntos.

Las encuestas en este caso valen más que el cálculo que hace J.P. Morgan del riesgo país. Si se vislumbra una mejora de Mauricio Macri y una caída de Cristina Fernández de Kirchner, la suerte de los bonos va a mejorar más de lo esperado.

El valor del dólar sigue siendo una incógnita. La baja del jueves, donde se operó media rueda, no fue representativa. No todos los agentes operaron. Algunos dejaron una guardia mínima, pero el jueves fue lo más parecido a un feriado bancario y cambiario absoluto.

Tal vez este optimismo que dejó el G20 haga que el dólar retroceda. Está a $1,80 del piso de la banda de flotación de $36,10. Pero no hay que olvidar que estacionalmente diciembre es el mes de mayor demanda de divisas y que el Banco Central no tiene demasiado margen para intervenir en los mercados de futuro porque el FMI, le recortó esa posibilidad.

El tema clave serán las proyecciones inflacionarias de noviembre. El mercado ve que al Banco Central le interesa mantener el dólar retrasado y es un juego peligroso porque Brasil sigue devaluando. Algunos creen que el dólar terminará el año más cerca de la banda superior que de la inferior y esto significa que se puede ubicar por encima de los $ 40.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur