Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Viernes 15 de noviembre de 2019

NEA: Evalúan si es viable el cultivo de ananá

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
5 de julio de 2019

En el marco de una línea de trabajo que promueve estudios para la diversificación de frutales en la región NEA, investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE avanzan en un proyecto para identificar factores y condiciones que favorezcan el crecimiento de plantas de ananá en el nordeste.

El ananá (Ananas comosus L. Merr.) es la especie más importante de la familia de las Bromeliáceas, que comprende alrededor de 60 géneros y más de 1400 especies. Es nativa de Sudamérica y por su importancia económica el ananá se ubica en tercer lugar entre los frutales tropicales luego del banano y del mango.

Entre los principales factores limitantes para el cultivo del ananá se encuentra la temperatura, con un óptimo de 21-27ºC. La planta resiste heladas suaves y cortas de hasta –3ºC, pero su crecimiento se retrasa en relación directa con las bajas temperaturas, deteniéndose (según cultivares) entre los 10 y 16ºC.

Además de la temperatura otros factores que tienen influencia en la productividad y calidad de fruta del ananá son la fertilización, las prácticas de riego y el sistema de cultivo.

En ese sentido, a fin de desarrollar e implementar líneas de investigación para detectar los factores y condiciones que inciden en el crecimiento de las plantas de ananá en el NEA y definir pautas de manejo de plantaciones, investigadores de la Cátedra de Fruticultura de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE llevan a cabo ensayos que involucran sistemas de cultivo, fertilización y riego.

En la región NEA, y en Corrientes en particular, el uso de invernaderos podría ser una herramienta que permitiría el desarrollo de este cultivo en la región. Por eso el estudio incluye ensayos en campo y en invernáculo.

“Buscamos estudiar el efecto de ambos factores, sistema de cultivo y fertilización, sobre un conjunto de variables asociadas al crecimiento de las plantas de ananá” explicó la Doctora Paula Alayón Luaces, directora del proyecto de investigación en el que participan además los ingenieros agrónomos José Emilio Gaiad, Melanie Gómez Herrera y Nicolás Sugita, entre otros.

Los ensayos se realizan en el Campo en el Campo Experimental de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), ubicado sobre la ruta Nacional 12 en la ciudad de Corrientes.

Para los ensayos se implantaron dos lotes experimentales, uno en condiciones de campo y otro con cobertura plástica (Invernadero), ambos con riego suplementario. Se planificó ensayar dos niveles de fertilización, y la toma periódica de datos del estado nutricional, de crecimiento y otros indicadores de la planta.

De acuerdo a los resultados preliminares observados hasta el momento por los investigadores, para las variables de crecimiento (altura, diámetro y hojas promedio) y los macronutrientes analizados, los tratamientos que presentaron el factor “Invernadero” dieron mayores valores comparados con ensayos en “campo” e igual nivel de fertilización.

Del Análisis de Componentes Principales se concluye que el contenido de cobre (Cu) y magnesio (Mn) son los únicos dos elementos que se asociaron al factor de cultivo en campo, mientras que en sentido opuesto se encuentran el nitrógeno (N), el fósforo (P), el potasio (K), el calcio (Ca), el magnesio (Mg) el zinc (Zn) y el hierro (Fe), nutrientes que se relacionaron con el factor invernadero, junto con las variables de crecimiento medidas.

“Las condiciones ambientales que se presentan en el sistema de cultivo de invernadero, principalmente en épocas de menores temperaturas, favorecen la actividad fotosintética de las plantas de ananá”, agregan los investigadores.

El cultivo bajo cobertura plástica, según las observaciones, indujo a un mejor aprovechamiento de los nutrientes en este sistema de cultivo, que se tradujo en mayor crecimiento y desarrollo y un mayor contenido foliar de los mismos.

Sobre este aspecto, se resalta que el desarrollo vegetativo que posean las plantas de ananá al momento de la inducción floral toma relevancia debido a la existencia de la relación de frutos más grandes en las plantas con mayor índice de área foliar.

“Concluimos que el crecimiento vegetativo de las plantas de ananá estuvo influenciado por el sistema de cultivo más que por el aporte de fertilizantes, siendo mayor en invernadero que a campo, en las condiciones subtropicales de Corrientes” resalta la doctora Alayón Luaces.

Recordó que la Cátedra de Fruticultura desarrolla desde hace varios años líneas de investigación que se orientan a promover la producción de frutales no tan extendidos en la región como el pecán, níspero, maracuyá, aguaí, sumados a los más conocidos como los cítricos, mango, palto, guayaba y el ananá.

En el caso del ananá, consideran que la posibilidad de identificar pautas de manejo para un óptimo crecimiento en la región podría favorecer su inserción como cultivo de interés en la región.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur