Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 6 de agosto de 2020

Norte Grande: El NEA-NOA podría convertirse en la mayor productor de carne de cerdos para China

Qué condiciones puso Argentina para que se instalen las granjas de cría y faenamiento?

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
29 de julio de 2020

El cerdo es el alimento básico de China, que por la fiebre porcina tiene un faltante de cientos de millones de cabezas. Argentina podría generar u$s 20 mil millones si logra pasar de producir 6 a 100 millones de cabezas.

En los últimos días tomó fuerza una versión que indica que el gobierno central de China estaría dispuesto a invertir unos 27.000 millones de dólares durante los próximos 8 años en la industria de cerdos argentina para garantizarse el consumo interno de ese producto.

Si bien aún no hay información oficial, se pudo averiguar que a principios de julio el canciller Felipe Solá habló del tema con el ministro de Comercio chino, Zhong Shan, en un encuentro virtual que mantuvieron para evaluar la marcha de los acuerdos bilaterales.

El año pasado ya se hablaba del tema, pero se presumía que el asentamiento del núcleo del proyecto se realizaría en las provincias de la Región Centro y con una participación minoritaria en las provincias del norte del país, pero ahora pareciera que el núcleo del proyecto fue redireccionado hacia las provincias del Norte Grande (NEA-NOA), que son las más postergadas.

La producción de carne de cerdo en China cayó de 54 millones de toneladas en 2018 a 34 millones previstos para 2020. El derrumbe se explica por la fiebre porcina africana que derivó en la matanza de cientos de miles de planteles porcinos entre 2018 y 2019, según la información del régimen comunista. Versiones del mercado hablan en rigor de cientos de millones de cerdos liquidados.

"Esto representa una gran oportunidad para agregar valor a nuestras exportaciones y crear empleo genuino para los profesionales argentinos", comentó Juan Uccelli, consultor privado y ex presidente de la Asociación de Productores de Cerdos (AAP).

En la Mesa de Enlace se mostraron satisfechos por la posibilidad de lograr un acuerdo con China. "Si se trata de un modelo en el que se beneficia a pequeños y medianos productores creemos que puede funcionar", indicaron en Federación Agraria (FAA).

"La transformación de soja y maíz en proteína animal sin duda creará nuevos empleos. China es el mayor consumidor de cerdo del mundo y hoy, dadas las circunstancias, hay una gran oportunidad para aumentar nuestras exportaciones a ese destino", agregaron.

En rigor, el acuerdo con China se viene negociando hace tiempo. En abril de 2019 el ex presidente Mauricio Macri anunció la apertura de las exportaciones de carne de cerdo a ese destino (la Aduana china habilitó en tiempo récord unos 22 frigoríficos argentinos).

El plan chino en la Argentina contempla exportar carne porcina por un valor cercano a los 20.000 millones de dólares por año (a un promedio de 2600 dólares por tonelada) haciendo crecer la producción de 6 a 100 millones de cerdos en 8 años como máximo.

La Argentina produce actualmente alrededor de 1 millón toneladas de carne de cerdo por año con un plantel de unas 300.000 madres. Si el plan chino se concreta se pasaría, entonces, a una producción de 1,7 millones de toneladas y 540.000 madres en 2026.

El consumo interno de cerdo en nuestro país se ubica en 14 kilos por habitante por año (entre carne fresca, fiambres y chacinados). Las exportaciones cerraron 2019 en 7.000 toneladas (los principales compradores son Rusia, Hong Kong, Kazajstán y Marruecos).

En la Argentina, según datos de CAME, la participación del productor en el valor final del cerdo es de un 20,5%. Mientras el precio promedio en origen es de $ 66,60 por kilo, los consumidores lo pagan en las góndolas de los supermercados a $ 325 por kilo.

El analista y director de la consultora Nóvitas, Enrique Erize, consideró que "la matanza en China fue de cerdos, no de personas. Buena parte de la creciente clase media oriental ya incorporó hábitos de consumo occidentales y no va a volver atrás al respecto".

"En China hay más de 300 millones de millonarios y una buena parte de su población tiene alto poder adquisitivo. Su población sigue siendo la misma. Si el consumo per cápita no cae, la demanda de proteínas animales se mantendrá", explicó el especialista.

En este contexto, el mayor exportador de carne de cerdo es la Unión Europa con ventas por 2,93 millones de toneladas en 2019, seguido por Estados Unidos (2,66 millones), Canadá (1,33 millones), Brasil (730.000 toneladas) y Chile (200.000 toneladas).

Condiciones que puso Argentina para la instalación de granjas de cría y faenamiento de cerdos

Una de las condiciones que puso Argentina para que instalen las nuevas plantas, es que tengan en todos los casos un socio argentino, ya sea una empresa, una cooperativa o directamente productores. De hecho, fueron inversores del sector privado los que llevaron al gobierno nacional el proyecto en diciembre del año pasado y la Cancillería solo negocia para imponer un marco general.

El gobierno argentino también demandó al gobierno de China que las nuevas granjas porcinas no se instalen en zonas centrales de la Argentina (la regiones Pampeana o Centro) sino que el lugar de radicación se defina de común acuerdo en las provincias más postergadas del Norte Grande (NEA-NOA).

Hay otros requerimientos que se intentan imponer a los inversores chinos, entre ellas es que las granjas deberán tener frigoríficos, biodigestores (para convertir la caca y la orina de los cerdos en biogás), tecnología de punta.

La idea es que los criaderos que hagan la faena en paralelo a las granjas y que tengan capacidad de frío para conservar la carne el tiempo que sea necesario. Eso evitaría que el producto se vuelque al mercado interno (deprimiendo los precios) en caso de que no fluyan como corresponde las exportaciones hacia China.

El mercado internacional demanda proteína animal y la Argentina, que ya produce cerdos en este tipo de granjas intensivas, como la de Paladino o Estancia Argentina, debe aprovechar esta oportunidad.

Estamos ante la posibilidad de generar trabajo en el interior profundo del país y también de agregar valor a las materias primas.

Exportar 10 toneladas de maíz (la producción de 1 hectárea) permite obtener hoy unos 2.000 dólares en divisas. Pero esas 10 toneladas permiten producir 3 toneladas de carne porcina, que podrían exportarse a entre 10 mil o 12 mil dólares.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur