Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Sábado 4 de diciembre de 2021

Misiones: con las fronteras abiertas: ¿Vienen o se irán los compradores? ¿Reaparecen las asimetrías?

Sección
Economía
Fecha de publicación
6 de octubre de 2021

La peculiar localización de Misiones hizo que la frontera fuese un tema de discusión recurrente durante toda la pandemia. Ya sea que se la mire desde el cierre o desde la apertura, en sendos casos su condición modificó dinámicas de poblaciones enteras y se generaron cambios en interacciones que históricamente existieron en el ámbito fronterizo. Pero en materia económica, Misiones todavía sigue expuesta a los vaivenes del tipo de cambio y en el tiempo de la pandemia no se corrigió ninguno de los problemas estructurales, por lo que el reclamo por la Zona Aduanera Especial recobra fuerzas nuevamente en el Congreso a instancias de un reclamo formal al Gobierno nacional.

El andamiaje de medidas anunciadas por el Gobierno nacional incluyó la apertura progresiva de fronteras y en consecuencia, la discusión pasó a primera plana. Misiones acaba de pedir la apertura del puente San Roque González de Santa Cruz y la frontera entre Bernardo de Irigoyen y Dionisio Cerqueira, en Brasil, ambos como corredores turísticos.

El medio de comunicación misionero Economis impulsó un sondeo de opinión y la tendencia es clara: el 67% está de acuerdo con la apertura de fronteras.

Realizar compras y hacer turismo son las dos principales actividades que se realizarían en países vecinos luego de la apertura de la frontera, la visita a amigos y familiares queda relegada a un tercer puesto en el podio. Otros motivos por los que, en menor medida, viajarían al exterior son negocios y atender asuntos vinculados a propiedades.

Un dato más que interesante es que el 55,5% no iría a Encarnación a buscar precios. ¿Queda en el olvido el viaje hormiga? En realidad, por el tipo de cambio actual y la depreciación del peso, deberían ser los encarnacenos los que vengan a buscar precios en la Argentina, ya que de aquel lado el salario mínimo es más bajo y hubo una suba de precios inédita durante la pandemia. La nafta está más cara allá que en Posadas y no deberá sorprender que, una vez que se pueda, las filas para cruzar el puente sean largas de aquel lado del Paraná. Sin embargo, Jorge Polo, dueño de Soho Mall en la vecina orilla, advierte que la apertura del puente “va a beneficiar a Posadas y a Encarnación”.

Polo tenía 34 empleados antes de la pandemia y varios de ellos eran posadeños. Conocedor del mercado fronterizo, anticipa que el tipo de cambio actual hace que el combustible y artículos vinculados al rubro alimentario sean tentadores para que los paraguayos compren en Argentina y que cosas como la electrónica “al argentino siempre le van a convenir venir a comprar a Paraguay”.

La nafta es un producto clave. Más allá de los aumentos acumulados entre 2020 y 2021, que impactaron directamente en la inflación argentina, está bastante más barata que en Paraguay y Brasil, donde además Jair Bolsonaro impulsa un nuevo aumento, que llevaría el litro a 7 Reales. Un Real cotiza en la frontera a 33,75 pesos en Iguazú y a 32 en Bernardo de Irigoyen. En Paraguay la nafta premium cotiza a 196 pesos. En Brasil, a 202,50. Pero a esos precios debe agregarse el impuesto País, que cobra la Argentina, así que todo se encarece otro 35 por ciento.

Pero en los supermercados de Brasil, varios productos de primera necesidad continúan siendo competitivos, a pesar del precio del Real. Un litro de aceite cuesta 12 reales, que a cambio oficial, con impuestos serían alrededor de 297 pesos argentinos. Del mismo modo una lata de leche en polvo cuesta 8 reales, que en pesos serían poco más de 370, incluidos los impuestos. El café molido, por otra parte, se consigue a 13 reales que, convertidos a cambio oficial e impuestos incluidos, 322 pesos.

Para los amantes del asado, el promedio de carnes ronda los 20 reales (de 12 a 25 reales, dependiendo del corte), lo que significa un promedio de 500 pesos incluidos, otra vez, a cambio oficial y con impuestos. Por último, una lata de cerveza mediana ronda los 3 reales, lo que serían unos 75 pesos argentinos.

Sin dudas el comercio fue uno de los principales sectores afectados con el cierre de las fronteras. Los protocolos modificaron las modalidades de atención al público y los clientes adoptaron nuevas formas y prioridades de compra.

En ese contexto y tal como oportunamente explicó Alejandro Pegoraro, de la consultora Politikon, se generó un boom en el consumo interno y un importante crecimiento del empleo. Frente a esto, la situación que atraviesa actualmente la provincia es justamente evaluar cómo afrontar la actividad económica con el puente abierto y sin que la Nación haya modificado los problemas estructurales que sufre Misiones arrinconada por las fronteras de Paraguay y Brasil.

Tomando como parámetro el caso de Posadas, el número de comercios de los rubros alimenticios, gastronòmicos y textiles se incrementó; e incluso se amplió la oferta en algunos segmentos específicos. Tal es el caso de los bazares y tiendas de artículos para el hogar, productos que tradicionalmente se adquirían en Encarnación.

Con las fronteras cerradas hubo más aperturas que cierres de comercios en los últimos dos años. En 2020, en plena pandemia, se habilitaron 1.533 comercios, cifra que no dista en mayor medida de los 1.600 correspondiente a 2019.

Por el contrario de lo que comúnmente se cree, no todos los comerciantes están en contra de la apertura de fronteras. En consulta en comercios posadeños, Economis relevó que ofertas y el horario de corrido son algunas de las principales estrategias que se utilizarán los comerciantes posadeños para fidelizar clientes.

“El horario de corrido es un diferencial. Tenemos promociones durante todo el año y muchas con tarjetas de crédito por ejemplo, cosa que no hay en países limítrofes. Yo creo que la gente va a venir a comprar acá. Lo que me preocupa como ciudadana es que el sistema de salud colapse. Como comerciante creo que nos convendría, pero desde el punto de vista de la salud, no sé si nos va a beneficiar la apertura de fronteras” expresó Corina, de Enriqueta Lencería.

Por otra parte, la estrategia de los comerciantes encarnacenos será estimar precios que a los argentinos les convenga, según Jorge Polo, reconocido empresario encarnaceno.

En el sector turístico se transitan días con variadas sensaciones: prudencia y cautela sumadas a inmensas expectativas. Los operadores están focalizando energías en el rediseño de una oferta turística que debe necesariamente aggiornarse a un mix de clientes nacionales y extranjeros.

Esto no es un tema menor, ya que representa la oportunidad de volver a cotizar los paquetes, que en muchos casos se vienen sosteniendo a valores que no necesariamente son los reales pero sirven para sobrellevar la pandemia y solventar costos operativos.

Al respecto, Leonardo Pascutto, gerente del hotel O2, de Iguazú, señaló a Open 101.7 que “los hoteleros estamos trabajando desde hace mucho tiempo con tarifas poco competitivas para sostener los costos operativos de la empresa, pero de alguna manera sirvió para no quedarnos de brazos cruzados”. Así define el panorama previo a la noticia más importante y ansiada que esperaban en el rubro turístico.

“Ayer hemos tenido varios llamados, pero estamos a la expectativa de entender cómo van a ser los protocolos y la cantidad de personas que podrán acceder a los servicios. Estamos muy cautos para recibir la información oficial”, explicó Ana Goti, gerente del Gran Meliá Iguazú.

En el plano de la salud, el anuncio de la apertura progresiva de fronteras generó opiniones encontradas y, también, hizo que afloren en la agenda de los medios ciertos relatos y creencias vinculadas a la accesibilidad de la salud en Misiones para los residentes de países vecinos.

Al respecto Dalila Buhl, gerente asistencial del Hospital Escuela de Posadas, expresó que con la apertura de fronteras hay que estar preparados para una demanda mayor, pero también hay que considerar que el Hospital tiene una demanda de toda la provincia y que se maneja un criterio para la atención. “La prioridad en salud siempre es la gravedad del paciente, no si es paraguayo o argentino. Si el paciente es paraguayo o argentino, tiene criterio de internación y tiene gravedad, se le va a buscar de alguna manera una cama, se lo va a internar en una camilla hasta que se libere una cama. El hospital es muy dinámico y tiene un movimiento fuerte, todos los días se liberan camas”, sentenció.

Las dos caras del río

La posibilidad de la apertura del Puente Roque González de Santa Cruz también abre un debate entre aquellos que se beneficiaron y de los que se vieron perjudicados por el cierre de fronteras. Contrario a algunos pronósticos, la devaluación del peso argentino no sería un impedimento para conseguir productos más económicos en el vecino país.

Damaris Ruiz es comerciante del mercado La Placita y asegura que el cierre del paso fronterizo benefició a mantener las ventas en un contexto económico complejo, agravado por la crisis sanitaria. “Apenas pudimos volver a trabajar, las ventas empezaron a levantarse. Al principio parece que facturamos más, pero en verdad subió todo y pudimos mantener medianamente las ganancias”, manifestó.

Es por esto que los comerciantes locales manifiestan cierta resistencia ante una apertura total del puente. “Nosotros por todos lados perdemos, hay que ver cómo se manejan con los precios allá porque sabemos que nuestra plata ya no vale nada prácticamente para ellos, pero la gente está convencida de ir a hacer las compras allá, apenas se abra el puente”, expresó con preocupación.

Sin embargo, desde la otra orilla del Paraná, la postura es totalmente opuesta, aunque sus deseos de un libre paso fronterizo excedan los intereses comerciales, según expresan. John, comerciante de frontera (pasero, según la jerga regional), no es tan optimista ante esta posibilidad, pero considera que es necesario hacerlo para volver, de manera gradual, al sistema de trabajo pre-pandemia.

“Muchos nos quedamos sin trabajo, tuvimos que arreglarnos con lo que podíamos. En mi caso trabajé en la construcción, hice delivery, vendía verduras en las esquinas, tuvimos que amañarnos”, explicó. Pero los comerciantes que pasaban sus artículos no fueron los únicos afectados.

“El circuito comercial está abandonado, la mayoría de los locales cerraron, sólo algunos de electrónica y dos grandes shopping sobrevivieron”, advirtió. No obstante, asegura que el retorno a las actividades comerciales volvería paulatinamente, hasta que se retome el ritmo de trabajo de antes del cierre fronterizo.

A pesar de que el presente inflacionario de ambos países cambió drásticamente durante la pandemia, ambos coinciden que la apertura del puente generaría un éxodo transfronterizo y hacia los dos lados.

John asegura que a pesar de que el peso haya perdido mucho valor, para el argentino todavía le será conveniente comprar en Encarnación. “Con precios actuales, una campera que allá (Argentina) se vende a 6 o 7 mil pesos, acá la estamos vendiendo a la mitad, aproximadamente. Tal vez en electrónica las ventas bajen, pero hay muchos productos que todavía conviene comprar acá, porque en Posadas, todo es caro”, señaló.

“A nosotros lo único que nos queda, es mantener los precios”, advirtió Damaris, ante la consulta de cómo harían para no perder clientes. “Podemos mantener los precios, aunque ganaríamos menos por unidad, pero podemos recuperar si vendemos mayor cantidad de productos”, indicó.

No obstante, en lo que ambos sectores coinciden, es que varios paraguayos vendrán a Posadas por combustible y comida, posiblemente. “Tanto los argentinos, como los paraguayos, tenemos familia en cada lado del río que no vemos hace casi dos años y que queremos visitar”, manifestó por su parte John.

Fuente: economis.com.ar

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur