Economías regionales: el kilo de hoja verde puesta en secadero vale 20 centavos

El kilo de hoja verde puesta en secadero vale 20 centavos y el kilo de canchada puesta en molino 74 centavos. Tendrán vigencia hasta el 30 de septiembre. Representa un incremento del 50% precios que regían a fines de marzo. 

De esta forma entra en vigencia el último tramo de la actualización de precios dispuesta por el Instituto Nacional de la Yerba Mate en abril pasado, cuando el Directorio del organismo acordó un esquema escalonado para llegar a esta etapa final con un aumento del 50 por ciento en el valor de la materia prima.

 

Según la Resolución 09/03, desde el 1º de agosto hasta el 30 de septiembre los secaderos deberán pagar a sus proveedores de hoja verde 20 centavos por kilo , mientras que para los molinos el costo de la hoja canchada será de 74 centavos.

 

Hasta ayer los precios eran de 18 y 70 centavos, respectivamente y la puesta en vigencia de esos valores había dividido posiciones entre los sectores que integran el INYM. Mientras el resto de los directores ratificó esos precios, los representantes de la industria y de los secaderos se abstuvieron de rubricar el acta.

 

De esta manera, se generó una nueva controversia en torno a la vigencia o no los precios. Ocurre que -según lo estipula la Ley Yerbatera 25.564- todos los acuerdos de precios y sus modificatorias deben salir con el voto unánime del cuerpo de 12 directores. En base a este punto, tanto los secaderos como los molinos consideraron que el nuevo cuadro de precios no era válido y no ratificaron la Resolución 09/03.

 

Sin embargo, la Asesoría Letrada del INYM aseguró que los nuevos valores eran aplicables porque la mencionada resolución ya había sido emitida y luego publicada en el Boletín Oficial con la firma de todo el Directorio. Lo que se hizo ayer -fundamentó- no fue ora cosa que convalidar un acuerdo ya existente, para lo cual no era necesaria la unanimidad.

 

En ese sentido, el director por la Provincia, Ricardo Maciel, aseguró que en este último tramo no se repetirá esta controversia, ya que -explicó- quedó en claro que la Resolución 09/03 no necesita de ninguna ratificación posterior.

 

El camino por andar

 

Aunque los miembros del INYM coinciden con la necesidad de elevar los valores de la materia prima, también plantean que aún resta mucho camino por andar para lograr que todo el universo de la actividad yerbatera respete los precios establecidos.

 

Este punto es utilizado como principal argumento por parte de la industria molinera -sobre todo por parte de las firmas más reconocidas- que sostiene que la presión siempre recae sobre los que siempre cumplen. Además -añaden- el sector debió afrontar la inversión de incorporar las máquinas para cumplir con el estampillado que exige el INYM.

 

Una postura similar, con el ingrediente adicional de la suba en el jornal de sus empleados, asume el sector de los secaderos. Afirma que «el kilo de canchada debería rondar «por lo menos» los 90 centavos para poder pagar a los productores los 20 centavos por kilo de hoja verde que exige el INYM.

 

Por su parte, también los productores primarios se manifiestan insatisfechos. Aseguran que con el aumento del jornal de los tareferos, que pasó de 30,6 a 35 pesos por tonelada cosechada, los deja prácticamente sin rentabilidad. Los referentes más enfáticos afirman que un precio «coherente» sería de 25 a 27 centavos por kilo de hoja verde. 

 

En el último escalón, los trabajadores rurales representados por la UATRE remarcan que el incremento salarial responde a lo dispuesto por la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), pero recuerdan que el índice de empleo en negro aún ronda el 40 por ciento.

 

Una de las mayores esperanzas de todos estos sectores está centrado en el estampillado en los paquetes, que desde junio se exige a la salida de los molinos y será controlado en las góndolas de los comercios a partir de octubre.

 

En ese sentido, el INYM ya vendió estampillas por un equivalente a 55 millones de kilos. Si se considera que cada estampilla de kilo tiene un costo de 4 centavos, la recaudación del INYM ya superó los dos millones de pesos. Sobre ese monto, 846.300 ya fueron entregados a la firma Autopack en junio, como parte de pago por los 303 millones de estampillas que deberá entregar durante un año, de acuerdo a la licitación que ganó a fines de abril.

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro