Formosa: adjudican obra para otra conexión eléctrica con Chaco

En el marco del ambicioso plan de obras energéticas que tiene proyectado ejecutar el Gobierno provincial, acaba de adjudicar los trabajos correspondientes a la nueva línea de 132 Kv entre Pirané-El Colorado, el cual permitirá contar con otra interconexión con Chaco, en este caso vía General San Martín.

 

En el marco del ambicioso plan de obras energéticas que tiene proyectado ejecutar el Gobierno provincial, acaba de adjudicar los trabajos correspondientes a la nueva línea de 132 Kv entre Pirané-El Colorado, el cual permitirá contar con otra interconexión con Chaco, en este caso vía General San Martín.

 

Desde la esfera del Ente Regulador de Obras y Servicios Públicos, puntualmente a través de su gerente de Energía Eléctrica, Hugo Córdoba se confirmó esto, dado que fue quién sostuvo que «el Gobierno acaba de firmar la adjudicación de la línea Pirané-El Colorado, o sea que en poco tiempo más los trabajos correspondientes a la misma ya estarían en marcha, de tal forma que se logrará la interconexión con General San Martín (Chaco)», algo que estimó podría estar habilitada a principios de 2006.

Además del tendido entre ambas localidades, la obra contempla la ampliación de esta y la nueva estación transformadora; para luego sí acometer la que unirá a El Colorado-General San Martín y la ampliación.

 

Yacyretá

 

En otro orden, Córdoba dijo que «se están haciendo los trabajos en esta ciudad, una parte ya se concluirá esta semana, de tal forma que se pueda adecuar a la ampliación de la capacidad de transformación, para que tengamos toda la zona centro de esta capital cubierta con energía proveniente de Yacyretá a través del sistema paraguayo».

 

Esto tiene directa relación con el pedido formoseño de elevar en un 50% la tensión que se recibe desde dicha represa hidroeléctrica vía Paraguay, algo que se estima tendrá el «visto bueno» la semana entrante cuando la cuestión sea analizada por los órganos de ambas naciones que tienen competencia en la cuestión.

 

Aludió el ingeniero que trabaja en el EROSP que «con este mayor flujo energético que recibiremos lograremos descargar la saturada línea proveniente de Bastiani, y abasteciendo a toda la provincia con un global del orden de los 120 Megavatios».

 

A modo de explicar el porqué se gestiona más energía, sostuvo inicialmente Córdoba que «existe un déficit energético en todo el país, y en el caso de nuestra provincia, que es una donde más ha crecido el consumo eléctrico en los últimos años, acentuándose en los años 2003-2004».

 

«Actualmente tenemos dos vínculos a través de los cuales Formosa recibe energía: Bastiani-Formosa, línea construida a principios de la década del ’80 y, la más reciente del año 96-97 a través del Paraguay, aunque aclaro que no estamos recibiendo energía paraguaya, sino que es de Argentina, inyectada en Yacyretá, la cual es transportada por líneas que pertenecen a la empresa ANDE del vecino país, la cual la retiramos en la interconexión Guarambaré-Clorinda», abundó.

 

Justamente indicó que sobre este último vínculo es algo que se negocia cada tres meses, o sea la modalidad del paso de energía que vamos a recibir vía Paraguay, añadiendo que «hay cuatro modos de recibir la energía, y no solamente para Formosa sino también para Misiones. Pero en nuestro caso, en algún momento Paraguay tuvo excedente de energía, la cual también provenía de Yacyretá, nosotros la recibíamos, pero cuando el país vecino tuvo un crecimiento en su demanda se estableció un valor fijo que se llama suministro continuo, el cual fue fijado en los 35 a 40 Megavatios». 

 

Discriminó acto seguido que «de estos 40 Megavatios se reparten en la provincia de la siguiente manera: Unos 12 MW quedan en Clorinda y el resto sigue a través del subsistema Norte, o sea Laguna Blanca, Espinillo, General Belgrano, Güemes, San Martín Dos hasta Salazar; en tanto que la otra parte viene por la línea Clorinda-Formosa, y de ahí viaja por la línea que va a Pirané-Ibarreta hasta Ingeniero Juárez, comprendiendo al subsistema Centro-Oeste».

 

Aludió a que «el resto del consumo de energía de Formosa se cubre a través de la línea Bastiani-Formosa», aunque insistió en advertir que la misma «tiene una capacidad que en estos momentos está trabajando con mucha sobrecarga de energía».

 

De ahí es que justificara que «ante esta situación lo que se pensó fue incrementar la demanda que se está recibiendo desde Yacyretá, de ahí que el pedido a la entidad comercializadora que se llama EBISA, poder pasar de los 35-40 MW a los 60 MW, o sea un 50% más. Esta modalidad está prevista dentro del convenio de cooperación entre Argentina-Paraguay», afirmó, para afirmar que «desde Yacyretá se indicó que se cuenta con esta energía, por lo que resta acordar es que desde ahora se inyecte 60 MW para Formosa».

 

Una vez que esto esté en marcha el esquema de distribución no variará respecto al interior, o sea que los 12 MW seguirán quedando en Clorinda, los otros 22 MW se consumirán entre los subsistemas Norte y el del Centro-Oeste. Ahora, la variante estará dada en que la energía inyectada en Yacyretá abastecerá a la capital formoseña, con lo cual se aliviará al sobrecargado sistema Bastiani-Formosa.

 

Preanuncian el colapso energético para 2007

 

Debido a las deudas que mantiene el Gobierno nacional con las compañías generadoras de electricidad en todo el país y la consecuente falta de inversión del sector privado, se «generará en unos dos años el colapso energético», según declaró Gustavo Matta y Trejo, gerente general de Hidroeléctrica Los Nihuiles (Hinisa) e Hidroeléctrica Diamante (Hidisa). «Hacen falta inversiones importantes en algunas usinas, incluso que se hagan nuevas centrales para que en 2006 ó 2007 podemos seguir disfrutando la energía eléctrica. Y esto es lo que estamos hablando con el Gobierno nacional para sincerar la situación», dijo, muy preocupado, el directivo.

 

El máximo directivo de las dos generadoras hidroeléctricas de Mendoza, Gustavo Matta y Trejo, consideró que «hacen falta inversiones importantes en algunas usinas, incluso que se hagan nuevas centrales para que en 2006 ó 2007 podamos seguir disfrutando la energía eléctrica. Y esto es lo que estamos hablando con el gobierno nacional para sincerar la situación». 

 

Las deudas que mantiene el Gobierno nacional con las compañías generadoras de electricidad en todo el país y la consecuente falta de inversión del sector privado, «generará en unos dos años el colapso energético». Según los números que se analizan para montar una central eléctrica nueva, que evitaría ese colapso, la cifra rondaría los US$ 500 millones, es decir $1.500 millones.

 

Para Matta y Trejo esta situación no es conocida o no llega a la gente y consideró que las tarifas congeladas al usuario final «no alcanzan para cubrir los costos que tenemos aquellas empresas que producimos la electricidad y mes a mes se acumula una deuda importante».

Según datos que otorgó el directivo, la Nación le debe sólo a las compañías generadoras de energía, $ 700 millones. 

 

«Hay sólo dos maneras de que esto se vaya pagando en el tiempo. Una opción es un aumento tarifario y la otra es que el Gobierno se haga cargo de la deuda». Y agregó: «Si el Gobierno es quien paga, después tendrá que cobrar mayores impuestos a la gente para poder financiar ese pago». 

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro