Norte Grande: el trabajo informal sigue alto

La informalidad laboral continuó en baja al término del primer trimestre de 2006, lapso en el que llegó al 44,3% el porcentaje de empleados «en negro», por debajo del 47,5% de igual período de 2005, informó el INDEC. No obstante, en las regiones del NEA y del NOA tienen el mayor porcentaje de trabajo informal, con el 49 y 51%, respectivamente.

A nivel nacional, la última medición resultó incluso menor al 45,5% registrada entre octubre y diciembre del año pasado. Según estimaciones privadas, esta baja representa unos 100.000 trabajadores menos en condición de informalidad laboral, sin embargo, sobre 10,5 millones de trabajadores asalariados todavía hay unos 4,6 millones no están declarados ante la Seguridad Social en las empresas donde trabajan. 

 

Entre enero y marzo de este año la desocupación alcanzó al 11,4%, por debajo del 13% de igual período del año pasado, pero por sobre el 10,4 de octubre-diciembre del 2005. 

 

Ante esta baja en la desocupación, y la reducción del trabajo informal, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que «si bien falta mucho, los resultados están a la vista y la tendencia es clara». 

 

Durante la actual gestión de Gobierno se bajó el desempleo «un 50%», y se registra «un proceso de descenso permanente y sistemático del trabajo no registrado», dijo el funcionario el lunes antes la reunión anual de la Organización Internacional del Trabajo) (OIT) que se realiza en Ginebra. 

 

Tomada destacó que el Gobierno busca lograr «el crecimiento económico con equidad y sobre todo con inclusión social», es decir, con mayor formalidad en las relaciones laborales. 

A fines de 2005, el porcentaje de trabajadores que no realizan aportes jubilatorios descendió al 45,5%, desde el 48,9% de la última medición del 2004. 

 

De acuerdo con las estimaciones de la cartera laboral, las actividades con mayor empleo no registrado serían las vinculadas al servicio doméstico, al campo y la construcción. 

 

Según los analistas del sector privado la reducción del empleo en negro se debe, entre otras razones, al mayor crecimeinto de la economía que impulsa a los empresarios a retener, a través de una mayor formalidad, a los empleados mas capacitados. 

 

También existen más inspecciones de las autoridades del Trabajo para regularizar los empleos no registrados, junto a una legislación que impulsa a las empresas a tomar más gente «en blanco». 

 

Un caso especial es el servicio doméstico, donde se estima que por el incentivo fiscal a los patrones, se blanquearon unas 20.000 personas por mes. Tanto el NOA como el NEA resultaron las regiones con mayor porcentaje de trabajo informal, con el 49,0 y 51% respectivamente. Otro dato que brindó el INDEC es que un tercio de los empleados están «sobreocupados», es decir, trabajan más de 45 horas semanales.

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro