Salta es la primera provincia en asegurar sus diques

Convenio marco con el Organismo Regulador de Seguridad de Presas. La situación de las 13 presas salteñas es buena, pero ahora se podrán aprovechar mejor en la época de sequía.

 

La provincia inauguró en el país una ronda de convenios con la Nación que busca prevenir accidentes en presas mediante el estudio y monitoreo permanente de estos sistemas hídricos. En estos momentos, las trece presas ubicadas en distintos puntos de la provincia cuentan con escasa información, lo que impide el mejor uso del recurso que contienen.

 

En la firma del convenio celebrado en el Ministerio de la Producción provincial estuvieron presentes el responsable de la cartera, Víctor Manuel Brizuela; el presidente del Consejo Técnico del Organismo Regulador de Seguridad de Presas de la Nación, Oscar Bravo; y el responsable de la Agencia de Recursos Hídricos, Gustavo López Asensio.

 

Con el documento firmado se abre la posibilidad para que Salta cuente con la cooperación técnica del máximo organismo de presas en la Argentina para el desarrollo y ordenamiento de la revisión de la seguridad de presas existentes y diagnóstico de su estado de operación. 

 

La finalidad es evaluar el comportamiento de las presas y detectar con suficiente tiempo de antelación cualquier anormalidad que se registre para evitar catástrofes en poblados o zonas productivas aledañas. 

 

La situación de las presas salteñas no reviste preocupación en el horizonte, pero de todos modos la provincia ganó la delantera en un acuerdo nacional que previene situaciones de riesgo y prolonga su vida útil teniendo como eje la información que aportarán los distintos relevamientos que comenzarán a realizarse a partir de ahora.

 

«Es un logro importante, porque el organismo regulador de presas aportará información vital a nuestra Agencia de Recursos Hídricos, lo que permitirá elaborar medidas correctivas que sumen seguridad a nuestras 13 presas. Esto busca prevenir y no correr detrás de los problemas que siempre generan malestar y además es más oneroso», explicó Brizuela.

 

El acuerdo, que tiene una duración de cinco años renovables, establece además la creación de Planes de Acción durante Emergencias (PADE), que están basados en normativas internacionales, y el desarrollo de sistemas de alerta y alarma ante eventuales evacuaciones de poblaciones en riesgo. 

 

«Si bien la situación es buena, hay que tener en cuenta que hubo un gran proceso de desinversión desde el momento en que la Nación las transfirió. Desde ese momento no hubo un trabajo sistemático en estos embalses y por eso es positivo el convenio porque no podemos confiarnos porque son como organismos vivos que pueden alterarse por efectos de la temperatura, sismos o microsismos y hay que estar siempre atentos», destacó Gustavo López Asensio.

 

Por último y como consecuencia directa de la mayor seguridad de los sistemas y la mayor información, se podrá mejorar el aprovechamiento de las trece presas de la provincia en las épocas de mayor sequía como la actual. «Esto permitirá tener nuestras presas en buen estado, con lo cual mejorará sustancialmente la captación de agua en épocas de lluvia y podremos tener un mayor aprovechamiento mientras dure la sequía», remarcó el ministro Brizuela.

 

En los próximos meses comenzarán a firmarse convenios específicos, para establecer acciones concretas y puntuales para cada embalse. 

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro