NOA: la reservas de litio en Jujuy representaría unos USD 45 mil millones

La creciente utilización de litio en las industrias más innovadoras del mundo ha hecho que el Noroeste argentino (NOA) sea un punto estratégico para el desembarco de grandes firmas que ya están instaladas y enfocadas en aprovechar el mineral. 

 

Sucede que el denominado «oro blanco», abunda en las provincias de Catamarca, Salta y Jujuy. 

 

Toyota acaba de ingresar como socio del yacimiento Salar de Olaroz, en la provincia de Jujuy, previo desembolso de unos u$s50 millones. El gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, precisó que la firma asiática concretó su desembarco en el principal reservorio de litio de la provincia.

 

Controlado por la australiana Orocobre, Salar de Olaroz pertenece a una sociedad que integran, precisamente, Orocobre (66,5% de participación), la empresa estatal Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (8,5%) y ahora Toyota, con una participación accionaria de nada menos que del 25%.

 

«A través de sus representantes, la automotriz indagó sobre la planta que está montando Orocobre, la relación que ésta mantiene con sus proveedores y el vínculo con otras empresas jujeñas», apuntó Fellner.

 

El gobernador agregó que «a Toyota le interesa el litio para su aplicación en el desarrollo de baterías para automóviles. Se sabe que es la tecnología que se impondrá en el futuro», explicó.

 

El mandatario anticipó a este medio que Orocobre entrará en producción en el transcurso del año próximo y alcanzará su funcionamiento a pleno en 2014.

 

«Un aspecto a destacar es que Toyota comprometió inversiones por $1.200 millones sólo para la primera etapa. Esto se logrará a través de los bancos extranjeros con los que opera la empresa. Después, obviamente, llegarán más desembolsos», dijo.

 

Pero no sólo esta automotriz ya pisa fuerte en los salares de Jujuy. Fellner también anticipó la concreción de otra iniciativa para extraer el metal muy cerca de la zona bajo el control de Orocobre.

 

«En este momento, también está en su última etapa de análisis el proyecto Exar, que también comprende la explotación de carbonato de litio del mismo Salar de Olaroz. En este último caso, la automotriz que está participando es Mitsubishi», aseguró.

 

Fellner dio por descontado que llegarán más emprendimientos mineros, dada la riqueza que ostenta la provincia en lo que hace al mineral en cuestión.

 

De acuerdo con mediciones concretadas por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Jujuy ostenta una riqueza en litio valuada en más de u$s45.000 millones. Una cifra similar a las reservas del Banco Central.

 

A contramano de lo explicitado por Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, respecto de dejar en manos chilenas la explotación -un competidor directo en lo que hace a disponibilidad de litio- Fellner indicó que sólo buscará un acercamiento con mineras trasandinas a fin de «intercambiar experiencias y mejorar lo que puede ser la comercialización».

 

El avance de Toyota

 

En cuanto a la entrada de Toyota en el proyecto que Orocobre posee en el Salar de Olaroz, trascendió que la estatal Japan Oil, Gas and Metals National Corporation, pondrá las garantías de la inversión que se haga -los ya mencionados $1.200 millones en la primera etapa- la cual será financiada a tasas bajas por el Mizuho Corporate Bank.

 

Según los cálculos de la misma Orocobre, el desembolso se habrá repagado en poco más de tres años. Las compañías implicadas en la explotación del yacimiento ya están llevando a cabo los estudios de factibilidad, respaldados económicamente por Toyota.

 

Se estima que el proyecto asegurará una producción cercana, en términos anuales, a las 17.500 toneladas de carbonato de litio.

 

Actualmente, la demanda de Japón se acerca a las 17.000 toneladas por año, de modo que lo que se extraiga en Olaroz cubrirá sin complicaciones los requerimientos de la industria automotriz japonesa.

 

Dicho volumen le asegurará, al gigante oriental, mineral para el desarrollo de baterías eléctricas de hasta 550.000 nuevos vehículos.

 

El proyecto de Orocobre tiene una vida estimada de cuatro décadas. Además de litio, se prevé la obtención de hasta 10.000 toneladas de potasio.

 

«Si bien la explotación está prevista por 40 años, lo cierto es que se podría ampliar. El litio que se extraiga queda a cargo de Toyota, aunque en las negociaciones realizadas a través de la empresa en la que participa la provincia se fijó que una parte del mineral debe quedar en Jujuy para su industrialización local», explicó Fellner.

 

El mandatario expresó que «está previsto que la automotriz exporte el mineral que extraiga en Orocobre». Y anticipó que la salida del metal se llevará a cabo a través de puertos ubicados en Chile.

 

«El Salar de Olaroz está situado a unos 50 kilómetros de un gasoducto hoy desaprovechado que une Argentina con el país trasandino. Se lo podría reutilizar para el traslado del mineral. Más allá de eso, también se puede usar el Paso de Jama, que también vincula a los dos países y queda cerca del océano Pacífico», dijo.

 

El avance de Mitsubishi

 

Por el lado del proyecto Exar, del que participa Mitsubishi, el yacimiento también se ubicará en el Salar de Olaroz, en inmediaciones de la iniciativa de Orocobre.

 

Actualmente, Exar controla en esa área una planta piloto para el estudio de exploración a 3.900 metros sobre el nivel del mar y a 42 kilómetros de Susques, donde están las oficinas de la firma.

 

Se trata de una empresa argentina que realiza la operación y se financia con capitales de la autopartista canadiense Magna, por lo que lleva invertido hasta el momento 30 millones de pesos. A todos los empleados se les brinda capacitación y formación.

 

Al igual que Orocobre, Exar está emplazado en una muy buena zona en cuanto a vías de comunicación. Se ubica en cercanías de la Ruta 52 y del Paso de Jama. A pocos kilómetros también se extiende el gasoducto que abre la puerta a la salida del mineral a través de los puertos de Chile.

 

«En este caso, también se establecerá que la firma deje parte de su producción en Jujuy. Ahora se evalúa el cuidado ambiental y se están llevando a cabo análisis para mejorar lo que será la operatoria de Exar», indicó Fellner.

 

El gobernador comentó que uno de aspectos que preocupa a la provincia radica en los efectos negativos sobre los salares que provoca la explotación de litio.

 

«Si bien no se utilizan ni agentes contaminantes ni químicos, nos interesa establecer qué hará la compañía con los residuos, como las sales de rechazo que genera la extracción. También nos preocupa el tema del agua, dado que si se hace una extracción intensiva del metal, los salares se terminan secando», dijo.

 

«Dado todo esto, estamos enfocados en establecer los controles adecuados. No queremos perder los salares ni que se extinga el agua. La participación de Jujuy en cada uno de los proyectos nos permite seguir de cerca la evolución y la forma en que se cuidará el ambiente a la hora de explotar el litio», agregó.

 

¿Qué sucede con las regalías? Fellner también se refirió a las ganancias en términos de regalías que arrojará una actividad minera estipulada a, cuanto menos, 40 años.

 

«Lamentablemente, nos regimos bajo un código minero heredado de los ´90. Y ese marco establece que, en virtud de los descuentos que impone la ley, las empresas apenas dejen el 3% del valor de lo que están extrayendo. Por eso es que queremos avanzar con otras actividades», expresó.

 

Según Fellner, un punto a favor radica en lo establecido respecto de que las mineras deberán dejar en Jujuy parte del metal que saquen a la superficie. La otra pata de la estrategia para asegurarle mayor rédito al Estado jujeño consiste en avanzar con la industrialización del mineral.

 

«Ya mantuvimos conversaciones con el Ministerio de Industria y la idea es que, en conjunto con provincias que también tienen litio como Catamarca o Salta, se inicie el desarrollo argentino de baterías», adelantó.

 

Y agregó: «Es un desafío que hemos puesto de manifiesto. Y contamos con el apoyo de, por ejemplo, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, para estudiar estas posibilidades. De concretar una rápida fabricación de baterías, es muy probable que el grueso de estos productos tengan como destino las netbooks del plan educativo Conectar Igualdad».

 

¿Por qué es importante el litio?

 

El litio es el mineral con que se hacen las baterías que dan energía a aparatos tan diversos como las notebooks, celulares y automóviles eléctricos.

 

Los requerimientos para producir baterías de autos eléctricos viene creciendo de modo exponencial: de u$s32 millones en 2009 se proyecta que la demanda llegará a algo más de u$s74.000 millones en 2020, según cálculos de la consultora internacional A.T. Kearney.

 

Por lo pronto, según PWC, al finalizar 2012 las grandes terminales automotrices del mundo habrán lanzado al mercado 42 nuevos modelos de autos eléctricos. Estas cifras hablan a las claras del porqué se hace referencia a la «materia prima del futuro».

 

Hoy, detrás de Bolivia y Chile, la Argentina aparece como el tercer productor mundial de litio, si bien tiene potencial para transformarse en el primero, gracias a sus salares en Catamarca, Salta y Jujuy.

 

El país tiene lo que otros buscan. El tiempo dirá si los funcionarios serán capaces de aprovechar al máximo sus riquezas y si esto ayudará a mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro