NEA: Comerciantes pedirán bajar la tarifa eléctrica para evitar despidos

Las cámaras de Comercio e Industria de las capitales del NEA harán un reclamo regional para frenar el aumento de la tarifa eléctrica. Los comerciantes aseguran que si no se revierte la situación, habrá despidos.

 

Comerciantes de las provincias del NEA, planean solicitar al Gobierno Nacional una tarifa energética especial para la región. 

 

Referentes de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) esperan que hoy sus pares de Formosa y Misiones confirmen la adhesión a la iniciativa.

 

La caida de las ventas, el aumento del agua y ahora el de la energía eléctrica generaron durante el primer mes del 2009 una fuerte caida de la rentabilidad en los comercios de la región. 

 

La semana pasada dirigentes de la Apicc se contactaron con sus pares de la región y empezaron a diagramar acciones conjuntas para lograr subsidios especiales que beneficien a los comerciantes y productores de todo el NEA.

 

Enrique Collantes, el presidente de la entidad correntina, dijo a El Litoral que esperaban tener una respuesta (de sus pares de la región) para hoy lunes. 

 

Para el empresario, el Gobierno Nacional tendría que ofrecer a interior del país, algún tipo de beneficio especial, “el NEA es siempre el gran relegado”, protestó, en tanto recordó que “por su clima frío, el Sur tiene subsidios al gas” y agregó que por lo tanto las provincias del Norte deberían recibir energía subsidiada ya que los calores hacen que el aire acondicionado se vuelva necesario”.

 

Con esta iniciativa, el empresariado abona la teoría del interventor de la Dpec, Julio Espíndola quien días atrás sugirió “regionalizar el reclamo”. 

 

Este asunto debía ser tratado el viernes último en una reunión que contaría con la participación de todas las cámaras económicas. Pero a último momento el encuentro fue suspendido hasta mañana, “no nos reunimos porque faltan analizar cuestiones importantes y no logramos recabar aun toda la información necesaria”, confirmó Collantes.

 

No obstante el empresario confirmó que el sector planea elevar al Gobierno Nacional un informe detallado del impacto que provoca el incremento en la tarifa de energía que se dio en todas las provincias del país como consecuencia de la eliminación de los subsidios que brindaba el Estado a las empresas que tienen a su cargo la distribución mayorista del mercado eléctrico.

 

“Por un lado la presidenta Cristina Kirchner dice que hay que proteger las fuentes laborales, pero con el recorte de subsidios va incrementar seriamente los índices de desocupación”, aseguró Collantes en tanto confirmó que muchos empresarios están analizando la posibilidad de despedir empleados. “Si el negocio no es rentable, los propietarios van a despedir gente”, adelantó y puso así de relieve la gravedad del problema.

 

Cayó la rentabilidad de los negocios

 

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa precisó que «el deterioro en las ventas se dio en todos los productos» que componen la oferta del segmento

 

Las ventas en los comercios minoristas bajaron en enero 12,1 por ciento con respecto a igual mes del año pasado, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

 

La entidad precisó «el deterioro en las ventas ocurrió en todos los productos que componen la oferta minorista», e indicó que se registraron caídas de dos dígitos en rubros como Indumentaria, Calzados, Muebles, Inmobiliarias, Relojerías, y Joyerías.

 

Las cifras de CAME contrastan notablemente con los datos difundidos el viernes pasado por la Federación de Cámaras y Centros Comerciales Zonales (Fedecamaras), afín al Gobierno nacional, que arrojaron una suba de las ventas en el comercio minorista de 20 por ciento respecto de igual mes de 2008.

 

El informe de CAME destacó que «las ventas minoristas tuvieron un comienzo de año poco común» al remarcar que las zonas turísticas vendieron «muy por debajo» de las temporadas anteriores, mientras que en las grandes ciudades «hubo más movimiento de lo esperado».

 

La entidad sostuvo que influyó negativamente sobre las ventas el hecho de que en enero de este año fue menor la cantidad de familias que se tomaron vacaciones, y en cambio, prevalecieron las escapadas de fin de semana.

 

CAME enfatizó que las grandes cadenas y los shoppings lanzaron todo tipo de promociones y descuentos «poco habituales en enero»,y con importantes rebajas de precio, para «vender y atraer a un público que continúa cuidando minuciosamente sus gastos».

 

«A su vez, volvieron a ofrecer cuotas sin interés, absorbiendo el costo financiero, pero al mismo tiempo, esas ofertas están afectando seriamente la tasa de ganancias de los comercios, que en los últimos meses vienen teniendo pérdida importantes de rentabilidad que se agravaron en enero» advirtió.

 

Según puntualizó, de 22 rubros relevados, 19 registraron caídas, y solo tres permanecieron sin cambios.

 

Entre los rubros que vendieron menos , 15 evidenciaron bajas de dos dígitos. 

 

Los dos sectores más golpeados en enero fueron Calzados con una retracción de 26, 5 por ciento, e Indumentaria con un descenso de 20,5 por ciento comparado con el nivel de ventas de enero de 2008. 

¿Aún no sos miembro?

Suscribiéndote a www.RegionNorteGrande.com.ar podrás ver todo el contenido exclusivo que nuestro equipo elabora en referencias a los temas más importantes del Norte Grande y las provincias que lo conforman.

Iniciar sesión

Accede a tu cuenta de miembro